Agosto 013: entregarse a la Parca

By Juan re-crivello

Es una modalidad exprimida por los corazones solitarios que llegan a los 80. Pero también por jóvenes resultones que juegan con la aventura y el riesgo. ¿Qué prefieren?

Diríamos que esta señora de bata blanca y corazón sediento de emociones sube y baja cada minuto en que el Sr Julio patina o la señora Ilenia se resiste a abandonar el camello. Es una  contingencia –convendremos- en el cual cada minuto juega a mi favor –dirá nuestra Parca. Sus clientes, surgen aquí o allá, le expresa  el bocadillo de salami con buen aceite en papel de plata, en una mochila dentro de un coche, hasta saltarse la señal de la autopista, o aguanta hasta que la navaja de la pandilla cale, o que el clásico amor mal resuelto desfigure a uno de ellos –siempre a ella, y el tipo del telediario cuente el siguiente caso de violencia de genero.

En ello el tango le describe tan eficaz en el siglo pasado, donde llegaban amantes de una América descontrolada, pero eran capaces de hablar de una ciudad alegre y traidora, canalla y genial, europea y cosmopolita. Atiborrada de deudas y creciendo. Hasta que llego el peronismo y la fiesta se acabó.

Pero decíamos…

Yo he vivido dando tumbos
rodando por el mundo
y haciéndome el destino…
Y en los charcos del camino,
la experiencia me ha ayudado
por baquiano y por que ya
comprendo que en la vida
se cuidan los zapatos
andando de rodillas.(1)

(1)Qué me van a hablar de amor! Tango 1946 Música: Héctor Stamponi Letra: Homero Expósito

Notas:

Un clásico de Carlos Gardel

La Parca según Wikipedia: En la mitología griega las Moiras (en griego antiguo Μοῖραι, ‘repartidoras’) eran personificaciones del destino. Sus equivalentes en la mitología romana eran las Parcas o Fata, y en la nórdica las Nornas. Vestidas con túnicas blancas, su número terminó fijándose en tres. La palabra griega moira (μοῖρα) significa literalmente ‘parte’ o ‘porción’, y por extensión la porción de vida o destino de uno. Controlaban el metafórico hilo de la vida de cada mortal desde el nacimiento hasta la muerte (y más allá).

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .