La serie se compone de: mundos antiguos, mundos irreales, mundos prisioneros y mundos parecidos, pero no idénticos, y mundos llenos de manteca.

by j re crivello

Si Ud. deja caer una bola esta se desplazará hacia la zona en que todos suponemos la pendiente lleva todas las bolas o redondeces del universo. Pero por alguna extraña señal o convención no todas acaban allí. En la mayoría de los casos surge la desigualdad, aquellos espacios donde alguien las atrapa y acumula, o donde alguien la coloca de una manera imaginaria en su cerebro y desde allí le visita cada noche como si fuera un razonamiento que se auto-reproduce hasta que nos libramos.
En un manicomio que jugué cuando niño, vasto, grande, de cientos de hectáreas. En el cual el sol le vestía en verano de siestas inacabadas y el viento soplaba sin cesar, allí los enfermos vagaban solos durante el día. Aquella era una nube de solitarios que cuchicheaban entre si y en el cual la razón había desaparecido para ser sustituido por una bola interior que se movía sin cesar en sus mentes. Esos mundos desiguales se presentaban sin descanso a mi mente de niño. Mis interlocutores no entendían la vida, ni yo era capaz de explicarla.
Con el paso del tiempo los mundos desiguales han tomado carta de realidad, salen en el telediario. Él nos relata cada día los miles de muertos, las violaciones, o los sacrificios para escapar de la moral o de la Ética. Se han roto todos los frenos morales y las bolas danzan estúpidamente crueles como si esperaran que apareciera un nuevo Jesucristo para trazar una raya donde queden los buenos y los malos se despeñen en una hoguera eterna.
Pero… me temo que ello no ocurrirá. Los mundos desiguales son necesarios para tener fe, y brindarse a los demás por desinterés. Nada impide que uno se brinde, esa gran lección la llevo desde aquel manicomio, donde los prisioneros de la falta de razón vagaban ausentes. ¿Qué nos distingue de aquellos? La razón es un medio para entender y brindarse a los demás.

# ¿Será posible que la razón domine al autoengaño?#

Nota:
La serie aparecerá en mi próximo libro: Carne Frita

Anuncios