Amigos publicaré tres cartas… j ré

Estimada Loren

Hoy nos han hecho formar para darnos una ración extra de chocolate, en la foto estoy en la tercera fila y no llevo sombrero. Mi bigote esta descuidado, pero aún conservo mi estilo, me quite la gorra para dar una señal de seguridad y fe en el futuro, soy el único con la cabeza descubierta. Las guerras son crueles. Los silencios del frente me recuerdan las suaves colinas de la Provenza, en aquellas planicies, cuando ambos al caminar recibíamos la brisa de cara y el anís nos adormecía. Te quiero Rufus
Agregado antes de enviártela: Te envío una foto de mis tres compañeros de la trinchera, el del centro es comunista y dice que “la revolución dejará a todos desnudos y los volverá a vestir uno a uno dejando fuera a los viles”. Cosas que se le ocurren… al leer las cartas en ruso que llegan de su tío que vive allí. (1)

Querido Rufus

Esta porquería de guerra ¿acabará? Tengo una vecina que dice que los rusos están a punto de rendirse. Ruego a que no te expongas en ese infierno ni un día más del necesario. La Provenza renacerá, y la Colorado Provenzal vera despertar sus tonos de marrón, ¿te acuerdas? Cuando las fachadas las vestíamos de gala con los colores ocres. Ahora solo reina la lava que escapa de los cañones. Ayer pude abrir nuestra ventana después de días, la casa está sola, se aferran a ella mis padres, un perro y tres vacas. No hay pan, ni gallinas ni un poco de vino para los que añoramos a nuestros hombres. En la noche, hacia la una de la madrugada, la luna era inmensa y plateada. Llene con agua la alberca donde abrevan nuestras vacas y me sumergí. El frio me desplomaba pero encendí la luz del deseo. Casi me asfixio, casi me escurro en ese líquido sin tu presencia. Pero te imagine, te desee, te traje hasta aquí para verte tan pegado a mí que la dama del sexo relleno las nalgas y se deslizo hasta aquello que tu amabas. Aún te pertenece. Rufus… Aún.

Un beso Loren

(1)Imagen de los tres compañeros

Fuente Huffpost

Anuncios