by j re crivello

Hablar desde el alma hace carraspear la mente. Las viejas agendas están listas para permanecer cerradas y si… uno decide abrir una, un volcán se precipita como un martillo. Pues bien, he abierto una de mi madre. Su escritura prolija y llena de intercalados, se estira. Están viajes, miles de recetas de cocina, por ello aparece allí, la de tiramisú y cada tanto algún pensamiento.
Que viaja a Córdoba, que firma la escritura, que… y un texto, que atrapa y se mete en el alma helando aquella relación fatal y desacostumbrada.

“Nosotros, de la mañana pasamos a la noche. Sin detenernos ni preguntarnos por su ausencia.
Presurosos hemos descubierto que nuestros ojos ya no nos pertenecían, ni nuestras bocas ni nuestras sensibilidades. Pero… ya estábamos tan huecos y grises que incapaces, abordamos la inquietud.
Sin detenernos ni preguntarnos por la ausencia”

#A menudo la sangre tibia y tierna nos llama desde el huracán que nos parió. A todos#

Receta del tiramisú por Lydia crivello
1- Mezclar huevos y yemas en una “procesadora”, agregar almibar (agua + azúcar) a 120 grados (los 120 son para esterilizar las yemas)
2- 1 queso Philadelfia, 2 quesos crema en porciones, 3 crema de leche y mezclar todo.
1- En una fuente poner las vainillas rociar con cafécon azúcar más cognac (con 1 rociador)
2- Poner la mezcla de yemas (1) más la de los quesos (2)
3- Seguir con vainillas, rociar crema al final espolvorear con chocolate amargo, colando el chocolate. Y… a la nevera

Anuncios