Amigos hoy colabora en el blog la escritora Pat Casalà y nos recuerda una estación muy conocida. -j ré-

Una estación es un lugar donde las vidas de personas anónimas se cruzan. En su interior es posible vivir aventuras, despedidas, instantes y bienvenidas, acompañados siempre de emociones. Viajeros que vienen o van, familiares, amigos, amantes o compañeros esperando en el andén, historias vividas y otras por vivir…
Cada año pasan más de cien millones de personas por la Gare Montparnasse de París, proyectada por los arquitectos Baudoin, Cassan de Marien, López y Saubot. El edificio mezcla una fachada acristalada y una impresionante construcción de hormigón en el interior. Es una de las seis grandes estaciones de París.
El exterior de la estación alberga el Jardin Atlantique, una zona verde donde los viajeros pueden pasear mientras esperan la llegada de su tren. La Gare Montparnasse de París saltó a las primeras páginas de la prensa en 1895, tras el descarrilamiento del Expreso Granville-parisiense. La locomotora avanzaba a toda potencia, sin atender a la necesidad de detenerse, debido a un fallo en los frenos. Chocó contra una de las paredes, salió a la calle y se derrumbó fuera del edificio. Milagrosamente los ciento treinta y un viajeros salieron ilesos. La única vida perdida en el trágico accidente fue la de una mujer que caminaba por la acera.
La historia quiso que fuera en su interior donde el general alemán Von Choltitz desobedeció una orden directa de Hitler y rindió su guarnición al general francés Philippe Leclerc en 1944, durante la liberación de París.
La Gare Montparnasse cobró vida en la pantalla grande con la película La Invención de Hugo, basada en la novela Hugo Cabaret, del escritor Brian Selznick. A través de los ojos del pequeño Hugo nos sumergimos en el mundo de los viajeros, que el niño observa oculto en el enorme reloj de la estación. Hugo consigue transmitirnos la magia del lugar, se interesa por Lissette, la florista, controla la policía, para asegurarse de que realizan bien su trabajo, y siente fascinación por Papá George, el dueño de la tienda de juguetes y golosinas, que atesora mecanismos interesantes.

Datos de la autora

Pat Casalà blog 

Libros en Amazon: link

Anuncios