by j re crivello

“Los hombres crean porque se saben incompletos, inventan para llenar esa carencia. Los más radicales, los que se atreven a meter el pie en la hoguera y removerlo, tienen un riesgo mayor” Jose Antonio Perez Rojas (1)

He preferido mantener el título del artículo original y su link de El Mundo para quien desee leerlo. Tan solo agregar una cita:

“Los escritores mostraron casi el doble de probabilidad de suicidarse comparados con el resto de la población. Al parecer, entre el gremio hay muchos casos de esquizofrenia, depresión, bipolaridad, ansiedad y problemas con abuso de sustancias”. (2)

El acto creativo de contar historias supone salir de uno y adentrarse en estructuras mentales que imaginan otros ambientes u otros personajes que hablan desde si mismos e intentan adueñarse del teclado y del propio profesional que les presta vida. En mi caso, práctico también el ensayo y puedo constatar que ambas situaciones son completamente diferentes. En la escritura de ensayo uno debe mantener con fuerza el espíritu crítico y someter los materiales a la comprobación de su origen o su fiabilidad. Debo confesar que al escribir ensayo cada vez incurro en la parte desposeída del espacio histórico, con lo cual doy la palabra al drama o el personaje que intuye que dice sus razones desde aquel espacio de silencio ya vivido. Un ejemplo es mi libro sobre Kennedy.

En el año 2010 me encontraba trabado en mi capacidad de creación y participe con una coach –Ingrid Ferrer- en visualizar los límites que me impedían entrar y salir en las figuras y personajes. Una de mis conclusiones fue mi miedo a perder mi dominio, mi capacidad de regresar desde esos territorios, miedo acentuado por la muerte de mi padre enfermo por el alcohol.
Con lo cual, no sé si se suicidan los escritores más que el común de los mortales, para ello les adjunto unos links, pero si podemos afirmar que el acto creativo es un desdoblamiento personal que necesita ser administrado desde una mente equilibrada, si no, puede devenir en un caos que nos precipite a vastos infiernos ingobernables.

#El escritor es una especie que muta y se auto-reproduce# No… no he elegido el metodo para desaparecer.

Notas:

Escritores suicidas:
Salgari, Larra, Mishima, Zweig, Plath, Kennedy Toole, Virginia Woolf, Sócrates, Dragos Protopopescu, Tadeusz Borowski, Anne Sexton, Inge Müller, Yasunari Kawabata, Sylvia Plath, Jan Potocki, Sándor Márai, Felipe Trigo, Maiakovski, Foster Wallace, Philipp Mainländer, Alfonsina Estorni, Alejandra Pizarnik, Pavese, Lugones, M Lowry, Kenneth Halliwell, Arthur Koestler, Stefan Zweig. Heinrich von Kleist, Rudolf Tésnohlídek, Tamiki Hara, Pedro Casariego Córdoba. Sá-Carneiro, Jerzy Kosinski, Gabriel Ferrater (Fuente el citado artículo).

Metodos:
Gas, barbitúricos, ahorcamiento, con pistola, en el mar, envenenamiento, saltar de una ventana, tirarse al tren, desaparecer.

Mas Datos:

(3) el término suicidio se refiere a “La muerte de una lesión, envenenamiento o asfixia cuando haya pruebas (ya sea explícita o implícita) que la lesión fue autoinfligida y que el difunto la intención de quitarse la vida a sí misma”.
(4) La expresión “punto caliente” se utiliza a menudo cuando se relacionan con lugares, como edificios o puentes, donde los suicidios se acumulan. Una definición posible es que un suicidio “caliente spot “es un lugar con más de 0,5 suicidios por año durante un período de tiempo de 10 años
(5) The most typical distribution of suicide rates, the so-called Hungarian pattern, is most
evident in Germany (figure 8) and Spain (figure 9). In these countries, rates increase steadily with age.
(6) Lo que los investigadores constataron en aquel caso es que existen ciertas similitudes entre el nivel de receptores de una hormona neurotransmisora llamada dopamina en el cerebro de las personas más creativas y en el de los esquizofrénicos, concretamente dentro de un área cerebral conocida como tálamo, que se encarga de filtrar la información de los estímulos en su camino hacia el córtex cerebral.

Dicha similitud consiste en una escasez de receptores de dopamina D2 en el tálamo tanto en personas creativas como en esquizofrénicos, lo que probablemente signifique un grado menor de filtración de señales y, en consecuencia, un flujo mayor de información desde el tálamo hasta el cortex cerebral.

Para la gente creativa y mentalmente sana, esta condición supone “ver” numerosas conexiones poco comunes de ideas, en situaciones en las que se requiera resolver un problema. En el caso de las personas con algún trastorno mental, la misma condición provocaría relaciones extravagantes de ideas, según los científicos. Link http://www.tendencias21.net/Un-estudio-a-gran-escala-confirma-el-vinculo-entre-la-creatividad-y-los-trastornos-mentales_a13714.html

Estudio sobre varias ciudades europeas (incluye Oviedo) http://ki.se/sites/default/files/final_report_monsue.pdf

(1) Artículo aparecido en el Diario El mundo sobre un reciente libro: José Antonio Pérez Rojo, psiquiatra y psicoterapeuta “Los escritores suicidas” http://www.elmundo.es/cultura/2015/04/09/552579f0268e3e59738b4575.html
(2) Blog de Sergio Parra http://www.papelenblanco.com/escritores/los-escritores-tienen-el-doble-de-probabilidades-de-suicidarse

Anuncios