By J re crivello

He bebido soda fría, con gas sienta un poco mal. Antes La Casera era más brillante y ese dulce que se agarraba al cogote nos daba vidilla. Pero claro esa vida ya paso hace tiempo, ahora estamos protestando en la plaza u observamos desde cerca. Decimos cosas, y la asamblea vota a mano alzada y esta acción se expande como el agua, y se superpone al triunfo de la derecha. Ya ni me acuerdo, ¡ah sí! En mayo del 68 al poco tiempo gano De Gaulle, un tipo de bigotito y sombrero que le ajustaba la sien cuando era militar. Y él se fue, y mayo del 68 sigue en nuestras almas –desde hace 30 años. Hasta que pudimos separar lo positivo de lo no tan correcto de aquel suceso histórico. A eso… le llaman decantación. Y éramos reyes de la opinión, le metíamos el dedo en el ojo a los que se atrevían a impulsar una respuesta diferente. Recuerdo aún que decíamos -gracias a Horacio Saénz Guerrero– cosas como:

«Corre, camarada, el viejo mundo te persigue»

«No cambiemos de patrono, cambiemos el empleo de la vida»;

«Un “poli” duerme en cada uno de nosotros; hay que matarlo»;

«Tenemos una izquierda prehistórica»;

«Vivid sin tiempos muertos, gozad sin limitaciones»;

«Soy marxista, tendencia Groucho»;

«Un pensamiento que se estanca es un pensamiento que se pudre»;

 «Sed realistas: pedid lo imposible»;

 «Trabajador, tú tienes 25 años, pero tu sindicato es del siglo pasado»…

Frases hermosas ¡ya lo sé!, por eso duramos más que De Gaulle y ahora el 15 de mayo, duraremos más que la modernidad de Zapatero, que ya es decir. Y decimos… bueno, dicen los de ahora, los de la Plaza Cataluña o de la Sol:

“Vamos a cavar con el monopolio de los banqueros”,” la nacionalización de la banca!”. “Derogación inmediata de la ley de extranjería”. “Estamos totalmente en contra de la la reforma de las pensiones”. “Listas abiertas”. “Retirada de la ordenanza del civismo”. “Exigimos el reparto del trabajo y la riqueza”. “Abolición de la Ley Sinde”. Contratación de personal sanitario hasta que se acaben las listas de espera”. Si subimos los impuestos a las 50 grandes fortunas de España se acaba el déficit”. (La negrita de este la he puesto yo) “Expropiación de las viviendas vacías”. Proponemos un referéndum de proclamación de la 3ª Republica”.

La derecha que ha ganado no es De Gaulle, es de miriñaque y salón, con algún fasto de pesadilla para asustar pero… no pasa del amago. Y estas consignas, nos preguntamos: ¿duraran 25 años como mayo del 68?

La fiebre me atiza

-hace dos noches.

Muerdo un caramelo,

me limpio el sudor de las nalgas

Arrepentido estoy, de haber bebido jarabe de ron con hielo

Hasta darme cuenta -que aún me jodia- la sed(1).

(1)Los genes de Mingo. Juan re-crivello. Nuevo libro de poesía !que nunca publicaré¡

Anuncios