by j re crivello

Las opiniones vertidas en este artículo suponen respetar a los muertos y amar a los seres vivos. –j re

Creer… o no. Pertenezco a la Casa 37, es un sofisticado espacio temporal al que pertenece la rama de mi Nona Domenica. No he llegado a entender este espacio hasta hace poco, pero le sitúo hace 52 años cuando en esa relación profunda de amor pude ver como mi abuela curaba a quienes le solicitaban su ayuda. Pasarían años, hasta que visite en el Norte de Italia a su única hermana viva, de estatura pequeña, libre. Con su mirada contenía la Casa 37 en un espacio pequeño entre las montañas y desde allí conectaba con Domenica a 12.000 Km. De aquella entrevista hace muchos años, aún recuerdo su particular emoción para transmitir la fuerza que atesoraba su rama espiritual.

Han pasado 50 años para que llegara a comprender la Casa 37. Si alguien me pregunta que es, puedo prepararle un menú de respuestas:
a) Es un número mágico del que sienten devoción los matemáticos en todo el mundo.
b) Aparece en la Biblia unido a multitud de hechos coincidentes. (1)
c) En el símbolo de la Casa 37 del Tarot de los egipcios, aparece el Mono Babuino con cabeza de perro, símbolo de inteligencia y alegría Era el patrón de los escribas, el señor de los discursos convincentes, de las palabras divinas y el ser superior que manejaba los conceptos. Fue, asimismo, el inventor de la lira, la divinidad de la música, de los inventores, las matemáticas, la astronomía, de todas las ciencias y artes creativas; también de la astucia, la sabiduría y el conocimiento, de los conjuros, los hechizos y la magia, en general.
d) Es el número de letras mágicas que poseo y me acompañan y que me conecta con la Casa 37. Las letras están escritas hace 30 años, son individuales, las combino y explican los sucesos. No tienen propiedades curativas como las de Domenica, solo sitúan en el espacio los sucesos y protegen la rama espiritual-familiar a la que pertenezco, mi familia y con ella mis descendientes.

¿Puede uno conocer a la Casa que pertenece? Sí, es posible. Luego que uno sea capaz de conectarse al mundo de lo inexplicable según mi experiencia, es necesario saber quién en la familia tiene ese Don, y si lo conoce o no. Lo ha descubierto o no. Lo práctica o no. Para luego acercarse a ese espacio.

Una vez que uno conoce a la Casa que pertenece tal vez su vida encuentra un sentido donde la realidad es un aspecto y el mundo de lo inexplicable el otro. Atención a los charlatanes y cuidado con los falsos mitos, como decía mi Nona Domenica, la Casa es algo íntimo, indescifrable que nos acompaña y sirve a los seres vivos, pero conversa con el mundo de lo inexplicable.

Notas:

EL NUMERO 37 EN LA BIBLIA…….
Entre Adan y Abel…….. 37 años
Entre el nacimiento de Lamec(Padre de Noé) y el inicio del largo conteo maya en 3.114 a E.C
……………..37 años –Cuando empezaron los 7 años de hambre en Egipto, José tenía…37 años.
Cuando el Rey David empezó a reinar sobre todo Isrrael tenía…37años. — En 37 a E.C. El Rey herodes tomó Jerusalen al amparo de Roma. — En 37 E.C. Los gentiles entraron en el nuevo pacto cristiano con la conversión de Cornelio. — Desde 1.975 E.C. cuando se cumplieron 6.000 años desde el principio de la humanidad, hasta 2.012 E.C. Cuando finalizó la cuenta larga Maya……. 37 años……. Y muchas otras situaciones curiosas del número 37 en las S. Escrituras, que no dan lugar ni espacio suficiente en este sitio……. de un comentario en Google

Anuncios