by j re crivello
Es cuando uno se pone concentrado frente al portátil y busca por donde salir en esa desamparada iglesia de las emociones humanas. Y ¡esta frito! No escapa el tema principal tal vez porque aun planea dentro la imagen de la santa, o de las monjas. Se ha quedado grabada en la última entrevista de la noche en la cual Carmena, la sacerdotisa de Oriente y nueva alcaldesa de Madrid contesta que tomara medidas cuando este sentada en su sillón y sepa dónde puede cortar o donde quitar un parche para trasladarlo a otra partida e iniciar su viaje hacia el Madrid de los necesitados, o la monja de Barcelona que en el telediario de TV3 aparece en un multitudinaria asamblea de 100 personas diciendo que está preparada para encabezar una candidatura de Unidad Popular de las fuerzas progresistas –incluido Podemos para quitar a los tigres de la Generalitat y… sin haber hecho Elecciones Primarias.

¡Frases que no duraran ni tres horas! A veces cuando escribo intento escapar del día a día pues está lleno de bombas que duran segundos y la prensa devora como si fueran sucesos de un siglo. Dirá Darío Fo en Muerte Accidental de un Anarquista:

Loco: Bien el suicidio ocurrió a medianoche y el truco con embustes a las ocho… ¿y qué hacemos con el rapto? Porque, mientras no se demuestre lo contrario, su versión del suicidio del anarquista se basa en el rapto. -Pág. 65-

Y al fin hemos llegado al tema, al asunto; los ciudadanos estamos cansados que los políticos acomoden sus versiones a la defensa de sus intereses. Ayer un político de izquierdas luego de decir que varios de millones de judíos caben en un 600… en su cenícero, nos confirma su forma de ver las cosas, “fue una prueba de humor negro y hace años”. Con lo cual, antes me burlaba de los judíos y hoy he cambiado.
Ha cambiado la versión –diríamos a coro- Y ¿qué nos dice su jefa la gran Carmena?, el domingo a la noche: “me lo estoy pensando, mañana hablaré con él”. Acomoda su versión, la reduce a un espacio de tiempo en el cual la decisión no se basa en la justicia sino en los intereses.
Pues aquí estamos en una jungla de apetitos que indican el cambio de hábitos y modales pero en los cuales subyace el reinado del “todo vale” y los ciudadanos escapan en masa refugiados detrás de otra frase maravillosa:

“Todos son iguales”

Anuncios