By J re crivello   Pueden ver Leslie Nielsen puro en está Web

No sabe los líos que me he evitado con esta máquina […]. Siempre la llevo encima, y cuando alguien se pone violento, la saco y la utilizo a discreción: nadie puede resistirse, la gente empieza a reírse, y cuando te estás riendo se te quitan las ganas de pegar a nadie. Es un invento maravilloso y un compañero de viaje imprescindible Leslie Nielsen (1).

Estas declaraciones antiguas, durante la visita a Barcelona de Leslie Nielsen para hacer un cameo en una película española “Spanish Movie”, me llevo a preguntarme si real mente estas máquinas existían y descubrí luego de arduas investigaciones que… ¡las venden en los establecimientos chinos! Los niños españoles saben cómo disparar el artilugio.

La risa y el humor están pre-fabricados en las boutades diarias. Todos nos resistimos a este infierno. Pero hay un sector de la población (me incluyo) que disfrutan de estas estupideces fabricadas por estos genios del humor. Gags sencillos y directos que son más ocurrentes que las frases al estilo:

“El negro se parece cada vez más a Bush”, de la factoría Evo Morales O la mano negra que tenía Jeff Bush en la foto de campaña de las Primarias en EEUU. Continuando con los Bush, es más extenuante realizar la escena de la madre de Bush colgando del balcón de la Casa Blanca y mostrando sus bragas en la película “Aterriza como puedas”, para ver siempre la formalidad que algunos desean transmitir.

El humor parecerá un género menor. El mismo Nilsen dice que se dedicó a ello pues según cuenta, el drama solo acepta dos tipos de papel, o eres bueno o eres el muerto. Me imagino que muchos buenos desean colocarse en la cola y en ese espacio –del éxito- lo ocupan muchas personas, que poseen una gran dosis de maldad.

Stalin lo era. Su foto de padre de la nación les recordaba a los rusos, que disponían de las otras dos alternativas, o eras bueno o estabas muerto. ¿Y Franco? Prohibió el humor. Solo quedaba un espacio, la bondad del Estado, la cual nos la recordaban los telediarios NO_DO y la Iglesia. La otra –hacer de muerto- no la podíamos escoger. Y aguantamos en una sociedad de mentecatos durante años. Una ideología del pan, el vino y las fiestas populares, donde salía el espíritu alegre y de humor del españolito medio, muy subterráneo.

Una amiga me conto que ante los sueños continuos de una antigua vendedora de lotería, su hermana le propuso echar una misa por la Sra. M. Llegaron a la iglesia, blanca, redonda y vestida de barrio del extrarradio de Barcelona y se sentaron en la segunda fila. La primera hora transcurrió en recitar los Avemarías y Credos, luego comenzó la misa y su segunda hora. El primer banco lo ocupaban un grupo de señoras mayores. A la mitad, el cura se retiró y la gente sorprendida pudo escuchar como en el lavabo cercano, este vomitaba y tiraba de la cadena de la taza de wáter. Pasados unos minutos, regresó y continúo con los salmos. Nuestra amiga no fue capaz de comulgarse, en su interior latía aquella pregunta tan humana: ¿se habrá lavado las manos?

Notas desequilibradas:

Y uno: Con lo cual Leslie Nielsen se merece más de una misa.

Y dos: ahora existen las máquinas de pedos virtuales, que Ud. puede descargar en su Smartphone ¡pedos machine! Que lleva 205.000 descargas.

(1) El País 20.12.09

Anuncios