By j re crivello

El desafío de hoy, explica Reyes Mate, “consiste en pensar la razón de otra manera. Para que sea realmente universal y tiene que partir de la experiencia negativa, de los márgenes. La realidad es la experiencia de la injusticia y la razón tiene que cargarse de la experiencia de la injusticia” (1) “Esta nueva razón tendrá que ser una razón compasiva […] Esa compasión, de clara raíz judía, nos permite nada menos que hacernos hombres, es decir, sujetos morales, al asumir la causa del otro que sufre”

“Mi tarea dirá el filósofo: “es plantear una construcción política que acabe con la violencia y se tome en serio las víctimas”. Siguiendo a Adorno, Reyes Mate concluye: “que hacer hablar al sufrimiento es la base de la verdad”.

Dicho esto, nos debemos preguntar ¿Qué es la razón? Un modelo, Un descubrimiento que ha permitido a los “monos humanos” liberarse de los terrores y miedos del reino animal. Esta razón liberada, es más eficaz, sin las ataduras morales de las que la Humanidad ha sabido crear. Es una razón que experimenta lo universal y construye su esencia, su justificación en la capacidad de ser la herramienta de la libertad. Deberíamos recordar, que los individuos, han estado gobernados durante siglos, por una razón al servicio de los ideales, de la religión. Era una razón que hacia énfasis en la necesidad de liberar al individuo llevándole en pos de una jaula existencial de felicidad. Podríamos citar diferentes sistemas: la ideología cristiana, o musulmana, o comunista, o nazi-fascista.

Notas:

(1)Declaraciones al periódico El Mundo, 21 de octubre de 2009

Anuncios