998f5dee65582d8fdd06c29cec347a80

by j re crivello

Su cocina está cerca de mi dormitorio al cual entro solo para roncar pero alguna vez lo he hecho a las 12 en punto del mediodía, y si abro la ventana un olor a comida frita de ansiedad por masticar antes de la una me derrumba.

En todos los sitios que he vivido he tenido un vecino con el cual mi odio era inmenso, él nunca lo sabía, pero yo le espiaba en los ratos libres. Son trogloditas inservibles que reúnen todas las condiciones: mujer disciplinada y poco de hablar, hijos que cruzan la calle y te esquivan y él, con su traje de luces de torero de plaza de tercera donde el aire levanta la tierra y se la mete en el ojo al toro y al torero y… ambos dan un baile perdidos y acuciados por esa mentirilla de si este me mata yo lo mato antes a él.
Estos vecinos son del tipo, perdone que le moleste: su árbol está metiéndose en mi ventana desde hace años pero no se lo dije antes por que no era para tanto, aunque ahora hay más arañas.
Pues este que tengo ahora, el de la vianda, el de los fritos, me saluda con una sonrisa de malecón cubano, cuando una morena o un moreno le da charla a un ingenuo europeo necesitado de creer en el amor. Yo le imagino de sombrero panameño y camisa fuera con su perrito, pero nada parecido con la realidad. Es un tipo austero, tan austero que en su balcón tiene una sola planta que da flores una vez al año.

Grrr!
#Le he escrito una carta al Papa Francisco pidiéndole el perdón si asesino al señor de los fritos#

Nota 1: Siempre mis vecinos, en todos los sitios que he vivido tocan el piano.
Nota 2: Tienen una mujer fea y dominada.

Anuncios