e64d295421452e767644ba4b6a6a7fe2

By j re crivello Imagen by Miguel Valle de Figuereido

Las antiguas sensaciones de un monstruo del asfalto que está al final de su vida siempre me han perseguido, tal como:

Entre a un garaje y dentro estaba él. Correoso, llagado y lleno de espuma, de rabia por no asistir a otros entierros. Hoy era el suyo. Había venido para acompañarle, vestido de gala, aunque sus llantas eran grises y su diáspora de metal le abandonara. Pero decidí abrir la puerta por última vez. Al pasar mi mano por sus asientos rojos, el tapizado se agarró a mis dedos. El brillo felino se detuvo. Ante mí su corazón bullía, con deseos de abandonar, pero aún atado al recuerdo, inexplicablemente dijo:

#Llévame a aquella playa del faro, donde ríen las piedras y los pájaros se alimentan de sal# Y, sin saberlo puse en marcha el motor y con ruido ajeno, pude sortear la policía y el miedo. Le abandone a la tercera duna, delante un lago de sangre azul que le comería sin más.

Luna llena de fieles
Carros y venéreas
Bautizos y bobadas
Mi Chevy canta un sueño. (1)

(1) Los Genes de Mingo. Libro de poesía en preparación.

Anuncios