b8c8740a39bff993a010dbfd59b27eef

Estimados, comienzo una serie de reflexiones que parten de una entrevista al filósofo Zygmunt Bauman, nuestra sociedad se enfrenta a multitud de desafíos en los próximos años ante los cuales nos asomamos perplejos y solo la razón es nuestra única compañera fiable. Las preguntas están elaboradas por Samuel Sánchez de El País y aparecen en el siguiente artículo –j re-

03-
P. Usted analiza la crisis del Estado-nación. ¿Qué opina de las aspiraciones independentistas de Cataluña?
Z. Bauman: Pienso que seguimos en los principios de Versalles, cuando se estableció el derecho de cada nación a la autodeterminación. Pero eso hoy es una ficción porque no existen territorios homogéneos. Hoy toda sociedad es una colección de diásporas. La gente se une a una sociedad a la que es leal, y paga impuestos, pero al mismo tiempo no quieren rendir su identidad. La conexión entre lo local y la identidad se ha roto. La situación en Cataluña, como en Escocia o Lombardía, es una contradicción entre la identidad tribal y la ciudadanía de un país. Ellos son europeos, pero no quieren ir a Bruselas vía Madrid, sino desde Barcelona. La misma lógica está emergiendo en casi todos los países. Seguimos en los principios establecidos al final de la Primera Guerra Mundial, pero ha habido muchos cambios en el mundo.
J re crivello: Aunque coincido con Z Bauman en la ruptura entre lo local y la identidad, diremos que con la globalización se acentuará la dicotomía entre el deseo y el odio tribal que se verá en grandes guerras egoístas basadas en el factor emocional con riesgo de acabar con la democracia en una gran parte del mundo. Las viejas sociedades que no son Estados (Cataluña, Escocia, Lombardía, o Piamonte donde ha surgido mi familia) querrán ser Estado pero sus sociedades es como cita Z Bauman “una colección de diásporas” lo que traerá la división y la lucha al interior de sus territorios. Y lo que pretendían conseguir los nacionalistas se transformará en caos y atraso social. Pero este fenómeno se extenderá a otros Estados que se partirán (por citar China)
Tal vez Bauman no utiliza el concepto de monos-humanos, diremos al respecto que nuestro ropaje cultural habita en pulsiones antiguas del simio: alianzas, guerras de territorio, clanes y dominación por jerarquías. No… el futuro no le imaginamos tan simpático y agradable.

Nota:
La tensión entre Identidad y constitución que observamos en Cataluña supone que algunos, la mitad de sus ciudadanos aceptan una Constitución y sus leyes y otros intentan legitimarse saltándose las leyes para organizar otro Estado sobre las ruinas de aquel aun a riesgo del enfrentamiento civil. No solo es fundar otro Estado, es además despojar a la otra mitad de su sociedad de su Identidad situándoles en los límites de la exclusión. El conflicto se resolverá –sino predomina el seny- con la separación en dos mitades de la sociedad y la constitución de dos Coreas.

Último artículo: 04-
P. Las redes sociales han cambiado la forma en que la gente protesta, o la exigencia de transparencia. Usted es escéptico sobre ese “activismo de sofá” y subraya que Internet también nos adormece con entretenimiento barato. En vez de un instrumento revolucionario como las ven algunos, ¿las redes son el nuevo opio del pueblo?
timo artículo:

 

 

Anuncios