ed24e6cbfd5f2ffdf8fb9a84ca6a9f36

A veces hay artículos para leer, insultar a quienes participan o tirarlo a la papelera. En sus manos está la decision -j re-

• “No tendrían que negar la posibilidad de un Gobierno si no pueden hacerlo ellos”. Felipe González
• La aritmética parlamentaria esta vez se superpone a alianzas inestables a medio plazo. Lo congruente es un acuerdo a dos años que reforme lo que la sociedad está demandando pero desde una óptica inclusiva, por ejemplo tenemos dos leyes de educación –la de zapatero o la de Rajoy- hay contenidos que deben ser reformados con acuerdo y cesión de las fuerzas mayoritarias. –j re-

• “Quiero que España tenga Gobierno. Yo prefiero que sea progresista y reformista”. Felipe González
• La palabra progresista deberíamos enviarla a la papelera. Necesitamos un gobierno reformista inclusivo, traducido sería un gobierno que legitime los intereses del 70 % de los españoles. –j re-
• “Las actitudes inmovilistas y las liquidacionistas estrechan el margen para propuestas de reformas muy necesarias”. Felipe González
• ¿Y por qué estamos en este empate liquidacionista? Asistimos a una Transición del Modelo del 78. Los ciudadanos piden cambios que aumenten la representatividad e impidan que la Elite de los aparatos decida por millones. Los inmovilistas se esconden en los aparatos institucionales e impiden un cambio lo que provoca la marea Naródniki (1) o Populista de Podemos. –j re-
• “Vivimos un final de ciclo. No sabemos ni a dónde vamos ni quiénes somos. Falta un proyecto reformista para España”. Felipe González
• El proyecto existe, pero está en manos de varios partidos que deben pactar un programa inclusivo e impulsarlo o bien este proyecto se abrirá paso en la marea populista. –j re-
• “El PP no ha leído el resultado como es: una derrota. No solo por perder 60 diputados, sino por su rechazo en el Parlamento”. “La lectura errónea también afecta al PSOE, que ha sufrido una derrota clara y debería haber considerado la voluntad de los ciudadanos”. Felipe González
• Una derrota compartida por ambos aparatos y sus Elites subvencionadas, pero yo incluiría a los nacionalistas catalanes y sus subvencionados. Es una Elite cultivada alrededor del poder y satisfecha con sus intereses egocéntricos que está llevando a la representación institucional a su decadencia. –j re-
• “Analizando la representación parlamentaria, no creo que exista una mayoría progresista y reformista, que sería la opción que preferiría”. Felipe González
• No existe, pero… late –j re-
• “Los dirigentes de Podemos —respeto a sus votantes— quieren liquidar, no reformar, el marco democrático de convivencia y, de paso, a los socialistas”. “Podemos actúa desde posiciones parecidas a las de sus aliados en Venezuela, pero lo ocultan de manera oportunista. Son puro leninismo 3.0”. Felipe González
• Podemos es la representación de 5 millones de votantes. Es una parte de la izquierda y de la derecha (posee muchos votantes de derecha) que se re-agrupa bajo la idea que el ideal populista (los Naródniki (1)) superará a la coalición de intereses de la Elite agrupadas en los dos partidos. No son puro leninismo, son puro Populismo y su dinámica nos llevará al desastre.
Los Naródniki (1) desmontaran la democracia representativa, invadirá los Medios de Comunicación, generaran incertidumbre y reducción de inversiones, pondrán en peligro la Monarquía y agruparan a los descontentos detrás de una ilusión peronista. Un Naródniki (1)) se considera a sí mismo como quien genera su propia legitimidad. –j re-
• “A mí no me gustan los Gobiernos anti lo que sea, aunque los he sufrido. Para las reformas que España necesita hay que contar con el PP”. “La propuesta de una gran coalición de PSOE, PP y Ciudadanos nace de un fracaso y no se plantea la gobernanza de España a medio plazo”. Felipe González
• Si, demasiados anti ha inventado esta sociedad, llega la Sociedad inclusiva. No es el espíritu del consenso y el aburrimiento, sino de determinados espacios o cambios que deben ser compartidos por toda la sociedad. –j re-

Notas:
Naródnik o Naródniki (en plural), que se suele traducir como populista o populistas (en plural),1 es el nombre que reciben los revolucionarios rusos de las décadas de 1860 y 1870. Su movimiento fue conocido como Naródnichestvo (populismo). El término deriva de la expresión rusa Хождение в народ (en español: «Yendo hacia el pueblo»). El movimiento de los naródniki fue una especie de socialismo agrario,2 construido sobre entidades económicas autónomas; entre varios pueblos, enlazados entre ellos, en una especie de federación que sustituía al Estado. Su primera organización surgió en los años 1860 y se llamó Zemliá i Volia (‘Tierra y Libertad’).1 Fuente Wickipedia

Anuncios