by j re crivello -la Sra Ling regresa mañana-

2dd052808a3cfb4b7d4d4d0547e595d5

“Sin embargo, Tarzán sabía muy bien que el mono sólo esperaba que surgiera una oportunidad para arrebatarle el reinado mediante algún repentino golpe traicionero” La razón del hombre, Tarzán, E. Rice Burroughs.

¿Monos o tarzanes? Es el sino de la civilización masculina, mientras las femeninas aparecen tardías y dispuestas a arrebatar el reino de la civilización y someterlo a una profunda cirugía. Aunque su familia es simio –y la mía- ellas no han caído seducidas por la civilización de la lucha, el poder, o el dominio del clan. Al estar agazapadas tejen una red clientelar de afectos, rencillas, miedos o liberaciones de esos miedos. Los tarzanes modernos estamos tan porfiados en someterlas y dominarlas que no nos preguntamos sobre su verdadera piel. ¡Más respeto! –Dicen estas monas- y escuchamos impávidos una canción que no existía en las grandes praderas africanas, ni en la espesa jungla donde el clan vivía e informaba a nuestra memoria genética.

¡Más respeto! Es un clamor…

“Soy Tarzán de los monos. Te quiero. Soy tuyo. Tú eres mía. Viviremos aquí juntos siempre en mi casa. Te traeré las mejores frutas. Cazaré para ti. Soy el mejor luchador de la jungla” (1)

Notas
(1) Pág. 209 Tarzán, E. Rice Burroughs.Ed. El País Aventuras

Anuncios