belenesteban_real_madrid_n-672xxx80

El brote verde. La nieve espesa de blanco lux. Dos caras de una humilde manera de decir las cosas.Algunos prefieren el verbo fácil. Es poner la tele, y tan solo mirar aquellos intrépidos parlanchines que cobran por contar efímeras existencias. Algunas de machismo oloroso y perverso. Otras de blancos vientres de lechuga y hambre.

¿Qué nos dicen? Bla, bla. Y enésimos Bla. No importa la fiebre que destilen. Están asomados y cursis, y amuermados, frente a una angular que les muestra llenos de potingues y poses. Ni siquiera los afeites les detienen, en el lento desaparecer previsto por la ligera fama. Pues aunque lo parezcan no son los reyes del espacio.

Es la maquinaria la reina. El inmenso plato y su angular que muestra horrendos pecados, o mentiras, o chistes banales. En un continuo presente, nos hablan, seducen y sientan cátedra del amor, del sexo, de lo platónico o del pecado por insinuación.

Mientras. Fuera. En el largo espacio de los consumidores de tele, las noches siguen siendo frías. Solo se alegran, al guiar el mando a través de la caja de cristal que seduce pero no arriesga. Nos muestra, pero no imagina, más que seres desgarrados o traidores, que confiesan:

¡Ay!… todos necesitamos, necesitamos, necesitamos.

Curso Gratuito para escritores Noveles

01 publi escalera

 

 

Anuncios