–Planeta zapatero- un diario personal del que elegiré algunos capítulos para invitaros a reflexionar desde la lectura del pasado sobre el futuro de nuestra sociedad a partir de las próximas elecciones. Este diario está escrito con su fecha respectiva en cada momento que ocurrieron aquellos hechos y no ha sido retocado. Cada tarde subiré algún texto hasta el final del gobierno Zapatero –j re Link a la obra

30/09/08

08:00

Mi hijo mayor se va a estudiar con una beca a Madrid. Nada diferente a cualquier sentimiento que pueda experimentar un jodido padre. Hasta que uno se va un fin de semana a una casa de colonias, con un grupo de 30 familiares para comer, cenar y una gimcana hasta las 3 de la madrugada. Y ve, que otros jodidos padres se esmeran en intentar que sus hijas o hijos pisen fuerte en la jungla de la vida. ¡Es que de eso se trata! De ver la nariz de Cleopatra antes de que le metan en el sarcófago. Antes, digo… porque Ud. Sabe, que esta sencilla operación de criar vástagos es una encallecida y difícil tarea. Tan espeluznante que cuando uno los tiene grandes –digo a los hijos- al ver a los que vienen detrás, sumando errores, no puede menos que asombrarse de lo inútil que es pensar cuan carente estamos… de sabiduría.

A lo sumo, creo que nos dividimos entre ilusos y desesperadamente cínicos.

15:00 del sábado anterior

Los niños han llenado de saltamontes sus tarros de plástico. Con mala baba, los mayores del grupo,- los de 70 años de envilecimiento, les han llevado por el campo para recoger un puñado de estos animalejos que no esperaban tal invasión. Así nos va con la naturaleza. Llegamos, plantamos nuestros coches y después con ánimo lujurioso enseñamos a los peques a depredar nuestro entorno.

09:00 del lunes

Me duele todo el cuerpo de la actividad de fin de semana. Al caerme jugando al futbol me he traído de recuerdo media cara pelada y falta de látex. Pero los nubarrones que vienen de estados-unidos no dan más que para encargar las pipas ante la película que se avecina. Mi corazón liberal está dividido entre arrancarle todo a los bancos. A esos gestores corrompidos y dejarlos con sal muera de postre, o dejar que caigan con un ruido inimaginable y pierdan juntos sus fortunas y propiedades. En ambos casos aparece el ex izquierdista que ama aún el Estado y piensa que es un sano vicio.

Pero deberíamos recordar, que Moisés bajo del monte (1), entregándoles las tablas. Había nacido el Estado y las regulaciones. Y con ello el apetito humano de saltárselas.

 Notas:

  • “Según se relata en el Antiguo Testamento, el libro sagrado de los hebreos, el hambre y la desesperación aparecieron entre los hebreos pero en el Monte Sinaí Moisés recibió de Jehová lasTablas de la Ley o Decálogo, es decir, un par de tablas de piedra en las cuales estaban grabados los diez mandamientos o principios morales de los hebreos”.

http://sepiensa.org.mx/contenidos/historia_mundo/antigua/hebreos/moises/moises_1.htm

Anuncios