–Planeta zapatero- un diario personal del que elegiré algunos capítulos para invitaros a reflexionar desde la lectura del pasado sobre el futuro de nuestra sociedad a partir de las próximas elecciones. Este diario está escrito con su fecha respectiva en cada momento que ocurrieron aquellos hechos y no ha sido retocado. Cada tarde subiré algún texto hasta el final del gobierno Zapatero –j re Link a la obra

15/07/09

Nunca pensé que escribiría este artículo. Anoche mientras veía unos minutos de un programa de televisión -el Diario de Patricia, una pareja joven -los dos sin empleo y con una niña, era la radiografía de una sociedad que está en un mal momento. Esa misma tarde en una de mis clases una alumna preparaba una hoja de Excel, debía reflejar las cantidades que un orgulloso Ayuntamiento de la periferia de Barcelona da en ayudas sociales. Mi pregunta fue:

­_ ¿Cuáles son las cantidades que entregan?

_200 Euros por persona, durante tres meses –respondió mi interlocutora.

_ ¿Y luego? No hay nada más –dijo ella.

La política social del circo mediático de Rodríguez Zapatero es esto y punto. Este sueño de un Estado Social que tanto ha perseguido a la izquierda de este país, está roto. Lo dicen las cifras de Caritas y los comedores sociales, cada vez más gente se acerca hasta ellos.

La orgullosa sociedad esta resentida de la presión que imponen, unos salarios bajos y unos costes altos. Hemos iniciado el camino a los precios low, y tocara tiempo hasta casar nuevamente la demanda y la oferta.

En dicho viaje, en un año nos hemos dejado 1.300.000 parados y medio millón de empresas*. Pero aun cuando uno habla, sigue encontrando personas que piensan que a pesar de los problemas la respuesta del actual gobierno es la correcta. Pero la crisis es una mancha de aceite que va minando las energías, de cada miembro de este particular enjambre de atrevidos ciudadanos,

Que cada día buscan su lugar bajo el sol.

 Nota:

*Y en esto de las empresas, diría que crear una, hacer que despegue, sea rentable y supere sus años críticos lleva mucho esfuerzo. Los tan denostados emprendedores son tan necesarios, que la mejor política social es favorecer su aparición. ¡Y hemos perdido medio millón!

Anuncios