a9dbb7be045686ed17050819182ffe52

Paolo Vasile: “Nadie tiene nuestras pelotas para hacer Sálvame” (1)

J re crivello “las pelotas están pasadas de moda, ahora la sociedad es femenina”

Paolo vasile: «La realidad no me importa. En Telecinco no pretendemos ni siquiera ser creíbles porque la realidad es increíble. Si no, sería previsible; sería una pizza».

J re crivello: La realidad la moldea una cadena desde los más bajos apuros emocionales de los miembros de la sociedad, quieres pan, te doy pan y te agrego confites de sexo y amor banal.

Sostiene Vasile, el consejero delegado de Mediaset, que lo importante de hacer TV es ganar dinero y ahorrarse lecciones, porque «al público no hay que mejorarlo ni educarlo, sólo quererlo». Sostiene que se lo enseñó Berlusconi.

J re crivello: Al público hay que contarle milongas, sueños, boludeces hipercríticas para distraerlo, para Tele 5, el foso de los romanos debe poblarse de almas que sudan su fe o su angustia para generar aplausos veniales.

Paolo Vasile: Sálvame, no se ha vendido a ningún otro país del mundo: «Porque nadie tiene las pelotas que tenemos nosotros para hacerlo».

J re crivello: Sálvame es una angustia de seres llenos de perfidias y droga inmunodepresoras; quienes le ven miran un espejo donde sus almas son tan viles y ñoñas como los miembros de Sálvame; no es un problema de pelotas hacerlo, pues muchos las tienen grandes como Vasile y sus gentes, tal vez es más bien como vender sueños en la aldea caníbal del capitalismo.

Paolo Vasile: «Telecinco está pensada para hacer compañía y lo hacemos de forma brillante, con programas, películas, informativos o series. Si fabricamos algo triste, hacemos llorar. Si hacemos reír, te partes. Y claro, si buscamos el esperpento, conseguimos el esperpento total».

J re crivello: Una fábrica de pedos gigantes, son gases calibrados, para atraer a la masa al festín de una tele que asume que su banalidad es ser más buenos que el Playboy de aquellos años. Pero son eso gases gigantes que nadie recordará pasados los años, pero la plática llenara los bolsillos de Berlusconi.

¿Se necesita cinismo para dirigir una TV?

Paolo Vasile: El cinismo es necesario y no sólo para hacer televisión. Quien lo niega es un hipócrita. Ése es el gran defecto del que hay que preocuparse hoy: la hipocresía y no el cinismo. Odio la hipocresía, el buenismo, esas cosas vomitivas.

J re crivello: El cinismo es la falta de moral, de valores. Me escondo en la risa de dientes fabricados en VitalDent, en la pura publicidad del vacío que me satisface. Diógenes el gran cínico decía:  “Cuando le invitaron a una lujosa mansión le advirtieron de no escupir al suelo; acto seguido escupió al dueño, diciendo que no había encontrado otro sitio más sucio”.

Paolo Vasile: «un concepto snob y altivo del pseudointelectual que piensa que la gente come basura. La telebasura es una ofensa al público. Si dices: “Eres un comemierdas”, no ofendes a la mierda, sino a la persona».

J re crivello: Los comemierdas, la tele basura, no existen para Tele 5. Los cínicos de la televisión solo creen en un Dios: las audiencias y el dinero. Los intelectuales, aquellos que pensamos en la cultura, en la ciencia, en el futuro, en las emociones y una vida sana y libre somos considerados los bobos de esta cadena. Ellos, ponen la nada intelectual, el talento puesto al servicio del desdén, de la miseria emocional. Ante nuestras críticas se retraen, se escandalizan de aquellos que intuyen que su mundo es un globo de gas espeso lleno de la Nada, de la mierda más excelsa cautiva de una sociedad prisionera que nos muestra en la tele seres calientes, espesos, parlanchines, chafarderos, envidiosos, drogados de celos, en suma un Planeta enfermo que sonríe “por ser los únicos que tienen pelotas de aparecer en Tele 5”

#Pelotas#

 

 

Anuncios