f6b9c01b9ed538472a08a84a38dbeb26

Agosto 011 by j re crivello

Como el rocío nací,

Como el rocío me extingo.

El castillo de Osaka y todo cuanto hice

No es más que un sueño

Dentro de un sueño

Pág. 275, Shógun, james Clavell

Los sueños son cajas unidas unas a otras, al destapar, al abrir aparecen viejos fantasmas imprecisos. Al despertarnos sentimos un miedo atroz, o una leve inquietud, o cierta dificultad del entendimiento. Para los surrealistas “el sueño es lo que podríamos llamar la otra mitad de la vida , un plano de experiencia diferente al de la vida consciente, cuyo conocimiento y liberación incide de modo especial en el enriquecimiento y ampliación del psiquismo, que constituye su objetivo principal. En el surrealismo, el sueño deja de ser considerado como un vacío, un mero agujero de la consciencia, para ser entendido como “el otro polo”, más o menos latente o no completamente explícito, del psiquismo. Lo “real” se amplía en lo “surreal”, cuya manifestación más consistente por su continuidad e intensidad sería el sueño” (1)

Los sueños, las imágenes, la continuidad entre la vida onírica y la real siempre nos plantean interrogantes. La aparición del 3D y los adelantos en el conocimiento del cerebro nos llevarán a mini fragmentos grabados directamente de la actividad nocturna, y con ello surgirá un mercado del recuerdo.

Nota.

#J. a. y M c se citaron para ver lo que soñaban sus abuelos y abuelas, en un nuevo bar que editaba los recuerdos grabados de la máquina Polaris de HP puesta al mercado hace 5 años y que sus abuelos habían transmitido antes de marchar a Marte. Pidieron para beber granizado de albahaca con alcohol de peces de colores y con gas traído de Yucatan.

(1)Vivir es soñar José Jimenez

Anuncios