campo-refugiados-calais-francia-anegado-pesimas-condiciones-1456400202725

by j re crivello

“El ser humano abandonó la construcción hace más de dos décadas, convertida ahora en el refugio diurno de una comunidad de murciélagos. Pero alguien más vive en su interior: una ‘colonia’ olvidada de hormigas sin reina quienes, incapaces de salir, se dedican a vagar por el frío agujero repitiendo los papeles que antaño ejercían en libertad.

Pero lo que encontraron los investigadores poco tiene que ver con una colonia típica, sino que se parece más a una comuna en la que lo único que reina es la anarquía. En un espacio de unas 0,2 hectáreas, casi un millón de obreras sobreviven en un ambiente extremo. En este agujero oscuro las temperaturas apenas superan los 6ºC en invierno, aunque en verano pueden superar los 11ºC en las partes más altas. La ausencia de alimento es tal que los animales se mantienen para siempre al borde de la inanición.

Así es, el conjunto está compuesto en exclusiva por hembras no reproductoras de la clase obrera.

En el techo se alza el responsable de esta colonia olvidada: un conducto de ventilación que se ha convertido en una trampa para estos insectos. Durante casi tres décadas, las hormigas de una colonia cercana al búnker han ido cayendo por este agujero.

Por ese motivo, buena parte de la ‘colonia’ la compone un enorme cementerio en el que las supervivientes colocan a los muertos y cuyo tamaño los investigadores cifran en más de 2 millones de cadáveres. La vida en este búnker es difícil (y corta) para las hormigas, pero gracias al aporte constante de despistados compañeros que caen a la oscuridad, sus números se han mantenido constantes a pesar de la ausencia de nuevas larvas.

Y existe un motivo porque el que no se conocen casos de hormigas cavernícolas: estos ambientes carecen de los recursos suficientes para mantener una colonia. Los investigadores piensan que tal vez se alimenten de los ácaros que a su vez se nutren del cementerio, pero estos son demasiado pequeños para los insectos. También es posible que aprovechen el guano de murciélago, pero no parece haber suficiente”. Fuente Artículo El Confidencial

¿Alguna conclusión?

Dos millones de cadáveres coexisten con una colonia sin jefe/a donde solo hembras conservan la auto reproducción sin futuro. Deducimos que los túmulos funerarios marcan el ciclo de la vida, acceso al Más Allá en un ciclo sin fin, en un sucedáneo del mito socialista,  de una sociedad comunista. Sin Estado, ni impuestos, ni policía.

La cultura, la producción de sueños y obsesiones, entre ellas la religión están ausentes en esta colonia como si nos encontráramos en una sociedad futura orwelliana sin capacidad de iniciativa, reducidos a mantener la supervivencia

¿Hembras? Solo hembras. Los machos han desaparecido y con ello la guerra y las ambiciones que en la literatura asociamos a su género, solo observamos una organización construida que gira en la anarquía.

La Jungla de Calais

En la civilizada Europa existe una colonia de hormigas-humanas es “‘La Jungla’ de Calais , un campamento donde sus habitantes sueñan con llegar al Reino Unido.

“La última medida ha sido anunciada por el secretario de Estado de Inmigración británico, Robert Goodwill, y se trata de la construcción de un muro de un kilómetro de largo y cuatro metros de alto para separar el campamento del puerto de Calais y de la carretera principal.

El muro de cemento será pintado con flores y vegetación en lado exterior para mitigar el impacto visual. Al norte, junto a los contenedores blancos donde se realojó a decenas de moradores, ha vuelto a surgir sin embargo el enjambre global de los marginados: afganos, iraquíes, sirios, eritreos, kurdos, sirios… El último censo oficioso estima en 9.100 el número de habitantes de ‘La Jungla”. Fuente artículo El Mundo

A ambas situaciones les podemos considerar un hormiguero sin expectativas, un foso o un muro rodeado de vegetación.

Las expectativas humanas de la Jungla no son mayores que las hormigas, pero en sus sueños le impulsan en la búsqueda de acceso al Estado –en este caso inglés-, a los impuestos, a la policía y una sociedad democrática.

#La civilización es un estado de los deseos humanos, en las hormigas tal vez sea mantener la ruta de la supervivencia. Estos ejemplos nos enseñan, que la multitud crea supervivientes dispuestos a contar y explicar el pasado. En el camino un túmulo de cadáveres da fe de aquel suceso.

Anuncios