20bb0a54d824c736917fa0be966654d8

—Escribe. Fácil me salen como churros. Es el primer error, considerar que nuestra escritura descansa en la capacidad de crear sobre la marcha. Trabaja duro, no confíes en su calidad.

—Siéntate tres veces a la semana (o la que elijas) pero una vez que lo has hecho imagina que tienes pegamento debajo del trasero que te impide ir al lavabo.

—Lee, a otros, a la Biblia, a los periódicos y hasta como me dijo una alumna (yo leo hasta los tickets del Metro) Una persona curiosa tiene conversación y escritura para todo.

—Sueña. ¡Ay por Dios! Eso lo suponemos pero además hay que soñar en una dirección, seguir al personaje, exprimirlo, preguntarle, y dejarle enrollarse con tu enemigo. Y tocarle casi al límite de la sensualidad pero sin cama. ¡Sin sexo!

—Llora. Yo veo los sábados o los domingos historias de amor y sufro y lloro largamente (cuando cuento esto no me creen, me acompaña mi señora). Con lo cual consigue muchos muertos, muchos amores, muchos divorcios, muchas intrigas, júntalas dentro y déjales ¡que exploten!

J re crivello

Escritor & profesor de niños y adolescentes

Dirige Talleres para escribir creativamente

Anuncios