1f7ed844b046b0903053b312049b0030

by j re crivello

“Las dos finalidades del Partido son conquistar toda la superficie de la Tierra y extinguir de una vez para siempre la posibilidad de toda libertad del pensamiento. Hay, por tanto, dos grandes problemas que ha de resolver el Partido. Uno es descubrir, contra la voluntad del interesado, lo que está pensando determinado ser humano, y el otro es cómo suprimir, en pocos segundos y sin previo aviso, a varios centenares de millones de personas. George Orwell 1984 Pág. 204”

Mariela Barrios acabo de leer este inmenso libro y se recostó en una hamaca que daba a una calle llena de barro. Estas dos últimas noches había llovido de manera considerable. En esa aparte del pueblo los vecinos cuchicheaban con respecto a un rumor. Se decía que las autoridades habían confiscado todos los gallos de la ciudad. Solo quedaban gallinas, ni hasta cuatro pavos del vecino -de cabeza pequeña y ruido ronco al hablar- se había salvado. La pregunta-rumor se podía sintetizar: ¿Sin machos no generarían nuevas gallinas y se iría despoblando de huevos para las tartas que en la región daban el sello de distinción?. Y, sin tartas este adorado pueblo de cocineros elegantes tendría que comprar más allá del mar huevos de gallinas diferentes y sumidas en la molicie. Si algo caracterizaba a sus gallinas era la alegría en la puesta y ese huevo redondo, lleno de pasión que en la Pascua les permitía exportar un huevo de chocolate al que llamaban Mona y que cada lunes regalaban entre sí. Mariela Barrios descolgó el teléfono y decidió llamar al alcalde, su dialogo faltón e increíble comenzó, después de los saludos de rigor, con un:

_¿A Ud. le parece correcto esto de llevarse los gallos?

_Sí. Es más seguimos las indicaciones de una ONG que aconseja marearlos en esta época que se ponen en celo, para que las gallinas superen la angustia de producir o procrear.

_¿Quién le ha metido eso en la cabeza?

_La ONG la dirige un tal Carmín Pérez, y vive detrás de la Iglesia. Es un gran científico y esa conclusión la ha publicado en Nature y otras revistas científicas. Mariela Barrios colgó y se fue en su bici hasta detrás de la Iglesia. Solo existía una casa, por lo tanto seria la que buscaba. La del santón científico -exclamo en voz alta- Toco el timbre y le abrió un tipo con cara alargada, bigotillo fino y delicado, pelo rasurado a cero y unos ojos plantados por Dios para dar celos. Ella fue directa y dejo caer su amargura y la de todos los criadores de gallinas y casi le empujó hacia dentro para seguir presionándole. Desde el patio una romería de gallos gritaban alterados.

_¡Ve! _dijo ella. Allí al fondo Ud. tiene un lio de mil demonios . El sin inmutarse, le invito a sentarse y le ofreció una naranjada con hielo, luego aderezo sus bordes con un poco de azúcar y puso en su base un huevo de chocolate de la gran superficie que los vendía en bolsas de tres. Y, se sirvió una cola con azúcar en los bordes y un jarabe de alcohol de hinojo que hacía en el patio trasero, su vecina Mar G. Después de tanta ceremonia él dijo

_Los gallos en esta época son muy insistentes y distraen hasta la gallina más moderna y feliz. A cuento de que venía comparar a la gallina con una mujer, porque eso es lo que había hecho. La furia de Mariela iba en aumento y sin medirse respondió:

_Sin cruces con gallos no tendremos más gallinas o gallos. La raza se extinguirá, los huevos menguaran y los huevos de pascua desaparecerán de nuestras ventas a otras comarcas y todo porque a Ud. se le ha ocurrido este vil experimento. Estaba roja, su piel rosada casi sin vello parecía estallar. El hizo una mueca de satisfacción ante su enfado, luego dijo:

_Cuando me afilie al Partido que ahora gobierna, nos propusimos conocer la voluntad del pueblo. La mayoría quiere que los gallos sean apartados unos meses para favorecer la producción, luego debemos favorecer la reducción de seres humanos que comen tanto alimento basado en azucares. Por ello el secuestro de los gallos es una forma de reducir la producción del futuro.

_Sin gallos no hay vida! -exclamo Mariela harta de tanto palabrerío

_Con menos gallos el mundo será más seguro. Hemos decidido feminizar la sociedad y traer a nuestras vidas un cierto descanso

_Y ¿que haréis con ellos?

_Solo dejaremos a los más potentes, a los demás los enviaremos a un reformatorio para restablecer su equilibrio. Está más allá de la montaña de la Tierra Seca. Mariela se puso de pie, y sin preguntar se dirigió hasta la cocina. El no comprendió lo que sucedería. En dos minutos un cuchillo largo y espeso le atravesaba la garganta. Mariela luego devolvió los gallos uno a uno recomendándole que los escondieran. También limpio el domicilio del investigador, solo se detuvo a mirar los comunicados que caían desde una bandeja de fax cada tarde. Con una marquita pequeña de secreto, decían:

Ahora traslade los gallos a la Tierra Seca

Tenga cuidado con los elementos Anti-Partido que le querrán alterar el programa de feminización

La feminización solo es posible si se reducen los gallos en un 80%

Ayer, el Comité Central aprobó reducir la cantidad de hormonas que puede tener los seres masculinos. La ciencia establece que con inyecciones reduciremos esta tendencia a la guerra de los masculinos. Y seguían cayendo papelillos. Mariela, preparo su maleta, un amigo le esperaba con un guía para atravesar en línea recta hasta el territorio libre de los Reyes del Hueso, una comunidad guerrera dotada de gallos y gallinas.

Anuncios