119204721357396934_ljycd1L4_f

Ayer estuve por aquí ¿Vio? Parece que ya no es ese maldito día de lunes que nos deja los calzones apretados y con ganas de asesinar a todos los que nos miran en el metro o al detener el coche en el semáforo. ¡Los martes son que te cagas! Anchos, resistentes, con algún caramelillo escondido. Uno hasta tiene ideas de como saludar a su jefe con risa +sonrisa o sea risa al cuadrado. Y ese estado de ánimo del martes debe durar como la gasolina hasta la noche. Por ello al mediodía hay que salir un rato a la calle, caminar hasta la esquina ¡no fume! Aguante un poco. Y regresar despacio desde la esquina hasta donde está la entrada a su trabajo ¡Epa! Pare y compre un caramelo, quítele el papel despacio, sienta el ruido, métalo en la boca y deje correr ese jugo. Y diga:

Ahhh! ¡Es martes!

#La vida es sencilla, ya lo sabemos…

Anuncios