1478131888_809042_1478262424_miniatura_normal

by j re crivello

Las selvas humanas por las que vagamos están hechas de símbolos. Baudelaire (Foret de symbols)

¿Clinton o Trump? En las selvas humanas los símbolos a veces esconden cuentos o fantasmas. Tal vez nunca hubiera deseado escribir este artículo, pero ¡que pendejada! Mi corazón político ve a Trump en la presidencia. La Elite está acostumbrada a generar discursos, a caminar, a patearse el poder. La Elite dice si demasiadas veces a las grandes corporaciones. Y este capitalismo que se apoya en la Sociedad líquida necesita de gentes que están dentro del sistema pero reman desde fuera.

Trump miente tal vez como la Clinton, pero ella es una máquina de medias verdades. Se llena la boca de refundar, de mirar al país, pero la sociedad desconfía de quien está cada vez más… rodeada de asesores que dicen di lo que es correcto.

Trump, es el populismo, lo soez, la vida del empresario que ve lugares que otros no ven. Es el populista de derechas. Pero los populistas de izquierda ya los conocemos en España: gritan, se refriegan en la sal, piensan que el mundo es un chicle que se puede estirar. No saben de economía. No la entienden. La economía es la base de las relaciones entre personas y como nos enfrentamos a la escasez y las necesidades. Ellos gritan contra los neo-liberales.

¡Y todos amamos ser neo-liberales! Todos amamos comprar un piso barato y de protección y venderlo más caro. Y luego mentir descaradamente

¿Qué tiene Trump que no posee una burócrata lista que siempre ha dado la imagen de moderna?

Conoce la economía. Conoce que una sociedad Líquida (1) quiere que la Elite suelte lastre. Y la Elite es los Clinton. Unos burócratas de la política que solo desean mediante medias verdades conducir a la sociedad americana a un estancamiento, si entendemos por ello: la sociedad de los favores corporativos.

Usted elija…

 

(1) Sociedad líquida: Una persona puede ser fanática de lo digital y a la vez leer libros; puede ir a la ópera, mirar un partido de críquet y reservar entradas para un recital de Led Zeppelin sin partirse en pedazos… ¿Te gusta la comida tailandesa? ¿Pero qué tiene de malo la italiana? Epa, calma. Me gustan las dos. Sí, se puede. Me puede gustar el rugby, el fútbol y los musicales de Stephen Sondheim. El gótico victoriano y las instalaciones de Damien Hirst. Herb Alpert & The Tijuana Brass y las obras para piano de Hindemith. Los himnos ingleses y Richard Dawkins. Las ediciones originales de Norman Douglas, y además los iPods, el billar inglés, los dardos y el ballet… Ver Link

Anuncios