47f49eb17ee7c550be1480ad8eb9940b

by j re crivello

Me apasionan estas notas de los libros. Citaría un millón de delicias que hablan de mundos estúpidos que el autor juzga razonables, o relaciones de amor que permitieron reducir y/o provocar un argumento futuro; o la clásica de los “libros azules de los Inspectores de fábricas de El Capital de Carlos Marx”. Por ello cuando escribo inserto millones de pistas en las notas o links que llevan a territorios que al lector culto le conmueve.

En Keynes vs, Hayek, en la nota 897 menciona:

“El discurso titulado la codicia es buena, de Gordon Gekko, el héroe de la película de Oliver Stone, Wall Street, está basado en un discurso inaugural en la Universidad de California, 1986, pronunciado por el agente de Bolsa Iván Boesky, acusado de fraude y de utilizar información privilegiada, que dijo: “creo que la codicia es saludable. Puedes ser avaricioso y al mismo tiempo sentirte bien contigo mismo””. (1)

De aquel original espacio de economía hemos derivado a la codicia como forma de conocimiento del alma humana y la fuerza caníbal para crecer en el capitalismo. Pero muchos muertos aparecen en esta historia que llegaron a triunfar y su poder de acumulación les llevo al fracaso con su respectiva soledad. Pero C. Darwin se detenía en observaciones tales como:

“Estos insectos se hallaban con frecuencia bajo las piedras. Un día encontré un escorpión caníbal ocupado tranquilamente en devorar a otro”. (2)

Podríamos establecer un paralelismo entre vida y muerte y entre ambas la supervivencia al surgir escondida en lo insólito. La muerte en las grandes civilizaciones es un trazado que parecería desembocar en la democracia pero aún algunas continúan alejadas de ella e inclusive asientan sus recuerdos en un pasado de extrema crueldad, solo es necesario mirar otra Nota al Pie que describe tan solo un año en la vida del régimen maoísta:

“El número de personas detenidas en un año bajo el régimen de Mao se ha calculado que podría estar en torno a los diez millones. Es razonable estimar que una media del diez por ciento fue ejecutada o murió por otras causas”. (3)

Algún lector reflexionará al respecto que no todas las notas resumen la codicia, la muerte o la crueldad, por ello en la selección podríamos incluir notas variadas y relativas. Hemos escogido una referida al concepto de suerte. En Kennedy (Obscenity) aparece la siguiente expresión:

“La palabra árabe baraka o barakah significa «bendición» divina.1 Se emplea en francés y español con el significado de «suerteprovidencial». En general se dice que alguien «tiene baraka» cuando ha superado favorablemente una situación muy peligrosa. (4)

Y este aspecto que nos remite al azar es consustancial a la historia de los seres humanos. Cuando no podemos explicar una raíz, le asociamos con esta rama de la conciencia que explica los fenómenos por una combinación de resultados.

Estamos ante la codicia, la arbitrariedad y lo insólito, la ausencia de legalidad de una sociedad, o la vil suerte. Multitud de infrecuentes reflexiones que los autores insertan en un espacio que la mirada del lector despierta o mantiene encerrada hasta la próxima estación. Y Estimado lector… ¿de qué hablamos?

Del profundo espacio que se cuela en nuestra civilización a través del conocimiento múltiple, quien dormita hasta resucitar por la actividad de una mente reflexiva e inquieta.

 

Notas:

(1)Keynes vs. Hayek, Nicholas Wapshott, pág. 378 nota 897. Edit. Deusto

(2) El Viaje del Beagle, C. Darwin, pág. 209 nota 9. Edit. Guadarrama.

(3)Mao, J Chang, Jon Halliday.  Pág. 406 nota 2 Edit. Taurus

(4)Kennedy (obscenity) Juan Re Crivello Pág. 124 Nota 2 Amazon

Anuncios