tumblr_ni4h9mznga1u41s6xo4_r3_250

by j re crivello

El menú de los jóvenes actuales es pizzas, o comida preparada de los súper, cuando uno se encuentra con uno de ellos que le dice que ha preparado para un domingo al mediodía panga… no puede uno que torcerle el gesto.

A su edad yo era macrobiótico y alternaba los arroces integrales con el mijo y la soja. Cada cierto tiempo me permitía comer en el Tony del Barrio de Gracia –donde tenía un piso alquilado, era años cuando la progresía comenzaba a descubrir esta isla de vecindad que había escapado del urbanismo de los 60. Pero después vendría Maragall con sus plazas duras y mataría la frescura, socialista al fin –se meten en líos y después necesitan un Rubalcaba que aparente ser serio y concentrado. Pero a lo que iba, el panga no se de donde se lo habrá sacado mi colega, en mis tiempos era la merluza –y los merluzos que por doquier alteraban la calma de la democracia estrenada.

Aun recuerdo que en la nevera que teníamos –a régimen, ella pasaba largas temporadas enchufada y fabricando escarcha. Hubo una época que un pollo duro hasta 3 meses. Su color violeta era ya agresivo y nos prometíamos limpiar aquello, pero la vida licenciosa de mi colega y yo reventaba la agenda.

Para comprar los arroces y los tóxicos macrobioticos lo hacíamos en una tienda a la vuelta del mercado. Este invierno pase por allí y aun no había cerrado, solo había cambiado la acera, al estilo maragalliano, ancha, desafecta de amor y con dos arbolitos para que el cemento refleje en los días de lluvia una alegría de naturaleza ya perdida. Es que no quiero reincidir pero los barones socialistas son siempre así, profesores o abogados metidos a políticos pero que desean llevar a sus hijos al Colegio Alemán.

Prefiero la panga y sus yerbas que es la salsa de la vida. Mucho musculo y mezclar, y si es posible agréguele lo que le apetezca no sea que venga un centurión socialista y le chafe la creatividad.

Anuncios