img_3712

Llevo varios días esperando este momento, ya está cerca la navidad –y acepto que hay otros que rezan en otras religiones-. En mi caso no rezo, pero respeto esa voz interior de millones de personas. Ha sido un año intenso, he escrito más de 400 artículos y me habéis dicho muchas cosas en los comentarios o en el simple seguimiento. Hoy me apetece hablar de las sillas vacías. Aquellas que en la nochebuena alguien se ha marchado y ya no volverá. No pretendo ser lagrimero, ni apelar a esa intensa constancia del amor. Por ello hablaremos de sillas llenas, de aquellos que se han marchado y han dejado en nuestras vidas, amor, valor, constancia, influencia, paz, caramelos de chocolate o simples nostalgias.

Para ellos va nuestra lucha, para ellos va nuestra dosis diaria de este blog. Escribo para ellos y para vosotros fuente de mi memoria y mi creatividad

A todos, para todos Sillas llenas en 24 ¡Feliz navidad!

–j re crivello & su blog Barcelona

Guardar

Anuncios