eb2ac064a6353b63c97cbda079b141ea

by j re crivello

¿Podemos sacarnos una foto juntos? No tenemos ninguna después de vernos tantas veces  —dije. Felipe González se acerco hasta mí y le deje mi móvil a una secretaria.

Entre las 7 y las 7:23 de esta mañana tuve este sueño. En estos últimos quince días me he dedicado a cazar sueños, con lo cual me despierto 2 o 3 veces en la noche en batallas, submarinos, pensamientos inexplicables o hace dos días metido en la selva rodeado de gorilas.

Soñar es una actividad cerebral que la ciencia va desvelando poco a poco, no es mi motivo escribir un tratado, al ser escritor uno de los aspectos que me atraen es si esta intensa actividad influye en la creación o si puedo aprovechar los restos de esos sueños. A esa tarea me he sometido estos últimos días como forma de entender si esta rara tarea nocturna puede servir para crear una Actividad del Taller de Escritura FlemingLAB. Y debo confesar que es un resultado arbitrario. La mayoría de mis sueños no han desembocado en artículos, pero si condicionan mi equilibrio mental. Diría sin error que mis sueños si son buenos es que he dominado y archivado de una manera abstracta el torrente de imaginación, sucesos, emociones y miedos que presiden mi vida real. (1)

Los esquizofrénicos, por ejemplo sueñan con alteraciones muy marcadas. Su vuelta a la vida “en vigilia” les libera de los terrores nocturnos, a nosotros el sueño nos libera de las tormentas diarias.

¿Soñamos? (2)

 

(1)La explicación la encontramos en la neuróloga de la Clínica de Navarra: “Nosotros no memorizamos exactamente las cosas tal como ocurrieron. Las ordenamos de un modo más abstracto para poder aplicarlas a otros casos en el futuro”. Es decir, el recuerdo de que un león suelto nos mordió nos ayudará a correr la próxima vez que lo veamos.  http://www.quo.es/ciencia/por-que-sonamos

(2)La Actividad está definida y la recibirán los grupos II y III de manera conjunta: cazadores de sueños: Como escribir desde la jungla del cerebro nocturno

Anuncios