tnt-portada

En TNT regresa otro personaje y el teléfono 048 -j re

J Price se compro una lata de cola y se la bebió en el metro. Poco a poco hasta que frente a su asiento dos tipos le rebanaron una oreja por 10 Euros. Ya en el Hospital el médico de guardia le pregunto: ¿No pudo recoger su oreja? En tan desespero y soledad, J Price solo pudo asegurar que en la línea 1 de metro -que va por el corazón de Barcelona- unos moros con miradas llenas de odio le dijeron: «La pondremos en el cus cus de esta noche» ¡Maldita gente!        -carraspeo antes de llorar amargamente. El médico hizo una llamada de comprobación desde ese mismo cuarto de operaciones. Era al 048, un extraño e indeciso departamento que el Ayuntamiento había creado para frenar los robos a los turistas y donde aparecían las cosas más insólitas.

Una voz de alguien que parecía masticar un chicle, le atendió y respondió a su duda

—Acaba de entrar una oreja de no más de 7 centímetros y medio envuelta en hielo. Una señora mayor de la calle Unió, 24, la recogió a la salida del Metro de Liceo. Se la envío por SEUR si Ud. paga los gastos. R. Parson dijo que sí. Un médico de urgencias era como la diosa de la fortuna, y entre ellas estaba pagar de su bolsillo la recuperación de una amarga estadística implantada por la derecha para controlar los resultados médicos. Ahora le quedaba convencer al cirujano para que se la colocara antes de las 12 horas.

—Ha llegado -dijo su ayudante instalado en recepción. Solo habían pasado 15 minutos y la oreja estaba allí. El 048 era muy eficiente –pensó. Ya le habían hablado de este servicio, capaz de encontrar desde una braga roja del ultimo carnaval, hasta objetos inútiles tales como una Biblia del cura de la tercera escalera, o hasta un Vademécum con indicaciones de cómo administrar curas con plantas exóticas garabateado al lado de cada medicamento de la industria química: ¡Ya lo quisiera tener! –Se le oyó decir por el pasillo de la planta camino de la operación que devolvería la oreja a su dueño-. Pero el 048 seguía dándole vueltas en su cabeza.

#Clara y sentida forma de reciclar necesita nuestra sociedad: desde sus robos hasta sus heces#

Nota:

El reimplante comenzó a las 00:09 y pudo acabar a las 00:14. Una oreja rosada y casta bailo con su nuevo dueño.

Anuncios