f32c3755ca855064d06815c645d9c1bb

by j re crivello

Hace unos días tuve reunión con tres grupos diferentes de jóvenes del que soy tutor para desarrollar sus empresas. Uno de ellos, músico busca vender clips musicales a la industria de la publicidad, el otro vive en Indonesia y vende ropa en España y los terceros están montando una App que imitará a Wallapop pero siendo diferente. Que nos dice un samurái de la industria de la moda:

“Todas las prendas que fabricamos están pensadas y muy reflexionadas. Está en el ADN japonés el cuidar del otro y ser respetuoso. Y eso también se ve en nuestras tiendas, en su diseño, en su orden. En Uniqlo, la calidad como la buena educación no es negociable. Si vendemos algo de 29 euros tiene que ser lo mejor que se pueda comprar por 29 euros. Cuando me preguntan cuál es mi trabajo digo que es traer la mejor calidad al mayor número posible de personas“. (1)

Lo primordial de esas reuniones y que aparece siempre, “Si vendemos algo de 29 euros tiene que ser lo mejor que se pueda comprar por 29 euros”. La brutal lucha por sobrevivir hace que los jóvenes que quieren montar una empresa deben reflexionar esta lección. Nada puede tener futuro en una Sociedad Líquida si los clientes perciben que nosotros no nos dejamos la piel para ofrecerles lo mejor. Un siguiente aspecto, es que la sociedad permite pocos fracasos (y ninguno la española), con lo cual deberíamos captar la excelencia antes que nuestra empresa este en el mercado y un tercero, la mayoría no ha nacido empresario. Los proyectos deben ser empujados con la voluntad de pensar que vamos a triunfar y sino tal vez nos arruinaremos y con ello debe ser capaces de inventarnos una empresa mejor, pero cuando a uno se le cae una empresa esta demolido y no sabe qué hacer, pues todos a su alrededor le culpan de su error.

“Es que la tecnología cambia la industria. Yo nací en una ciudad minera. Cuando el petróleo sustituyó al carbón, todos los negocios que habían florecido a su sombra desaparecieron y mi ciudad se quedó sin industria. Mi padre tenía su tienda en el centro pero poco a poco, la mayoría de los establecimientos se fueron desplazando a centros comerciales de las afueras. Para que cualquier negocio sobreviva y sobre todo, para ser número 1 hay que estar siempre atento a la tecnología. Y nosotros tenemos los mejores materiales, las máquinas más modernas…” (2)

¿Cómo se puede crear una industria o una empresa habiendo nacido en una ciudad minera? O ¿en una ciudad olvidada en Galicia como el fundador de Zara? Solo es posible cuando existe la férrea convicción que llegaremos a cumplir nuestros sueños y a la vez siempre estamos mirando como perfeccionar nuestra idea-proyecto-empresa.

Por ello una pregunta que surgió de uno de mis contertulios –y en los otros latía- ¿Cuándo debemos escriturar? Ya… dije. Una empresa no es tomar copas con los amigos –agregué, para continuar— Es estar todo el día pensando creativamente.

Nota:

(1 y 2)El Samurai de la moda llega a España

http://www.elmundo.es/cultura/2017/04/11/58ec1fd2268e3e2f4d8b463d.html

 

Anuncios