51imvajal9l-_sy346_

El miércoles libero (lo pondré en gratis) este libro de Memorias personales, escrito a partir de un dialogo fluido entre los e-mails de mi prima-hermana ya fallecida y yo. Juntos leimos, juntos escuchamos un dialecto piamontés, juntos nos transformamos en escritores —:ella para sí, en mi caso para para los demás; publicaré algunos fragmentos todas las tardes.

Vacaciones en el mar

_Siempre hay una oportunidad igual que ese pullover amarillo canario que me entregaste. Lo usare antes de subir al cielo (2).

_No seas b…. (1) es la gama de los colores pastel que se usa. Te falta personalidad juvenil, che… Monica Nigro.

_Vale, me falta un año para salir en Vogue como el rey de los canarios made in Monique

Los jersey de color amarillo para los hombres de 50 para arriba (2), representan el preámbulo de un cambio en su personalidad. Levemente la vida nos convierte en galanes de celuloide, nos ponemos crema o nos alisamos la verruguita que se empeña en sobresalir y en una reunión de más de dos féminas intentamos que nuestro sonido de canario en jaula se esparza con fuerza. Pero ya desafinamos, o nuestras letras del viejo conquistador son recibidas por ellas como una fatua elegancia antes de que el Atlantic se hunda.

La elegancia es una trama de sonidos que algunos practican y otros han renunciado para eximirse de cultivar viejas maneras. En el siglo XIX lo guardaban los viejos salones en áreas para la Elite, en pleno siglo XXI el turismo de masas ha cambiado las redes de paseo, disfrute o consumo y gentes venidas desde el ultimo barrio periférico dejan que su sueño se manifieste en un crucero de 300 metros donde al calor de la música y el cubata de dos duros sobre el mar, les transportan en una aventura que les llevara a poniente tras un escenario donde detrás se esconde el lobo de la imaginación.

En los años 50 veíamos las películas de Hollywood de actrices de labios nacarados, o galanes llenos de suave nostalgia pero alejados del cultivo del cuerpo en el gimnasio. Hoy las masas viven el sueño en propiedad, y lo aplauden en barcos repletos de orgasmo casto, licor de avellana y pollo frito que nació en granja automatizada.

Por ello, Monique, prometo usar el pullover para subir al cielo y olvidarme de ser un crustáceo puesto al sol en una barra libre de vacaciones en el mar. O… al menos no perecer en la tentación de ser Elite.

Notas:

(1)  Monica Nigro Cartas privadas

(2)  J. re crivello 016 Memorias de un hombre estúpido (Link al libro)

Anuncios