Con motivo hoy de su nacimiento, publico un extracto de kennedy (Obscenity) -j re

41swdcwae4l-_sy346_

Al salir de la casa de mi Director, en la acera me esperaban los dos agentes de la CIA que siempre me seguían, el hispano se me aproximó –y dijo:

–Nuestro jefe desea verle

– ¿Clinton? Su labio experimentó un rictus irónico.

–No es él. Es Robert Rod

– ¿Y a donde debemos ir?

–Está muy cerca de aquí. Nos subimos al coche. Al llegar, un imponente edificio acristalado con el símbolo de la CIA parecía representar más a la corporación de una empresa de hamburguesas. Subimos hasta la 6ta planta, atravesamos varios controles hasta entrar en una oficina limpia ubicada en una esquina del edificio. Me esperaba un tipo de 50 años, muy parecido a las series americanas que vi durante tantos años en la televisión. Me invito a sentarme y dijo:

–Por ser que ha llegado hace poco, ya es muy conocido. Hemos decidido invitarle a esta entrevista para que Ud. sepa que deseamos colaborar en el esclarecimiento sobre: “who killed JFK”.

–OK –respondí, para agregar– pues si es así, Ud. me puede entregar una copia del archivo con el nombre de “Walter Newby” o JM/WAVE (2)

–¡Es imposible! Me lo prohíbe la ley de secretos oficiales. Ante esa respuesta comprendí que debía medir mis siguientes intervenciones, y dije:

–Como verá no hay nada de qué hablar, como no sea del soccer, y dirigí mi acción para marcharme. El hizo un leve ademan de retenerme, ante lo cual volví a preguntar: ¿Ud. ha tenido acceso a esos documentos que prueban la relación de la Agencia con Oswald meses antes del 22 de noviembre?

–No está a mi alcance –respondió y para desviar la conversación, miro en la pantalla de su ordenador y dijo: observo que Ud. tiene una multa de tráfico sin pagar en España.

–Allí todos tenemos alguna multa pendiente, o una deuda con el Estado.

– ¡Eso es muy latino! –exclamo para agregar con suficiencia: los agentes de la CIA no podemos permitírnoslo.

–Yo no lo veo así, ¡Ud. si… tiene deudas pendientes! Su mirada picara intentaba adivinar hacia donde iba y preguntó

– ¿Cuáles?

–Al venir hacia aquí, consulte una entrevista publicada en The Morning Star, donde alguien afirmaba ser su amigo, y me di de alta en su Face y le envié un mensaje. Las redes tienen eso, la gente responde enseguida y chatea demasiado. Un tal John Zweis me ha dicho que cuando eran niños, Ud. siempre dejaba a deber sus chicles y el pasaba a pagarlos. ¿Debe o no debe? Una risotada lleno la oficina.

–En aquella época, tiene Ud. razón, no pagaba. Era ¡un puto hispano! Su afirmación no me pareció fuera de lugar, sabía que se había cambiado el nombre de Rodríguez a Rod, y era nacido en El Salvador. Aunque el percibió mi tranquilidad.

–Su Director conoce mi historia, pero ¿cómo han obtenido la filtración?

–En una antigua hoja de CV que Ud. entrego a la cadena Starbucks –hace muchos años cuando comenzó a trabajar, y mostré en mi Tablet su ficha.

– ¡Wow! ¡Las redes son más eficientes que la CIA! Pero hasta ahora no habíamos ido al núcleo del encuentro, por ello pregunte de manera más directa:

– ¿Tiene algo para mí? Él sonrió ante mi impertinencia.

–Si –respondió– y extrajo una fotografía de una carpeta y me la paso. Se veía a un tipo disparar desde el montículo de césped al coche de Kennedy. El agrego: es la única imagen que existe del tirador.

– ¿Existió un complot?

–No puedo contestar a ello

– ¿Ud. ocupa el mismo sitio que James Angleton en el 63? ¿Ud. es el Director de Contraespionaje?

–Algo parecido

–Y… ¿sale en la web de la Agencia?

–Aparezco como Director de Recursos Humanos. Una risotada de ambos lleno el espacio

– ¿Por qué me ofrece la imagen?

–Es una demostración de confianza. Le hubiera respondido que a veces me cuesta confiar en mi madre, mucho menos en el jefe de los agentes dobles.

–Me imagino que… ¿Uds. Al de la foto le han investigado?

–Lo hicimos, tenemos dudas, de los dos posibles uno estaba en prisión y el otro falleció.

–Quiere decir que alguien mueve un arbusto –digamos Oswald– y distrae la atención de todo el mundo, y por otra parte se monta una operación compleja con un asesino que hasta hoy no ha podido ser descubierto por ser un trabajo… perfecto

–Sí. Tenemos grandes dudas que Oswald disparara la bala que atraviesa el cuello del presidente. De los nombres que circulan por internet, dos de ellos son los probables.

– ¿Quiénes hacían los trabajos perfectos en la Agencia, en aquella época?

–Angleton –respondió para agregar. Aunque La Mafia era un hervidero de pistoleros que odiaban a Kennedy. Le aconsejo buscar en la Mafia de Chicago de la época, y se puso de pie para agregar: “Ya nos veremos. Mueva la fotografía en las redes, no puede decir quien se la ha entregado. Su credibilidad puede traer el pez a su red. Se detuvo unos segundos delante de la puerta y me señalo con el dedo para decir: ¡Ud. sería un buen agente!”

–No puedo, tengo una multa de tráfico —respondí. Y nos despedimos.

 

19:00 25 de noviembre 63

Arlington. Acabo de enterrar a John. Me trasladare a la Quinta Avenida, buscare un piso donde pueda hacer una vida privada y poco a poco me quitare el velo de viuda de América. La vida es una espuma suave de carácter frívolo… a veces, y de golpes con audacia en otros. Deseo alejarme de ambos caminos y recuperar la sencillez que perdí en Camelot. Jackie (3)

 

Al llegar a la esquina, entré en un sitio de fotocopiadoras, pude escanear la imagen y utilice el nuevo servicio de Google que busca en la red imágenes de personas y su copyright. ¡Qué estúpidos son los de la CIA! Google asociaba esa imagen con varias y me decía los lugares donde había vivido probablemente el asesino. Decidí corroborar si podía haber una correspondencia.

 

 

Notas

(1)El argumento de la tragedia es la caída de un personaje importante. El motivo de la tragedia griega es el mismo que el de la épica, es decir el mito, pero desde el punto de vista de la comunicación, la tragedia desarrolla significados totalmente nuevos: el mythos (μύθος) se funde con la acción, es decir, con la representación directa (δρᾶμα, drama). En donde el público ve con sus propios ojos personajes que aparecen como entidades distintas que actúan en forma independiente, la escena (σκηνή), provisto cada uno, de su propia dimensión psicológica.

(2)En los cables a sus jefes de la CIA, George Joannides Efthron se identificaba como “Walter Newby” y dirigía el programa “AMSPELL” de infiltración de las células anticastristas DRE. Este agente mantuvo continuos contactos con Oswald.

(3)Transmisión del entierro en Arlington por televisión: http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=14Dl4ytKpq0&feature=endscreen

 

Anuncios