3e22579b8b63b910532ac0e0a1f681f5

by j re crivello

La casa es muy linda, cada día hago un cambio según mis gustos y como siempre me dicen, tu toque personal, mucha paz y muy luminosa, como bien dijiste, mi casa espiritual. C. R.

Hace un día después de este mensaje, bebiendo una cerveza con unos amigos surgió la pregunta que se desliza cuando uno tiene un amigo escritor: ¿Todo sale de tu imaginación? Y de mi insistencia en tentar al genio hubiera respondido.

Hace una noche un sueño repetitivo me metía en una relación con ciudadanos chinos y sus interesantes esfuerzos para sobreponerse en sus empresas. Me desperté a las 3 de la madrugada y llovía intensamente.

¿Qué unen a estas tres historias?: la casa espiritual y su renovación; el poder de la imaginación y del talento; los sueños y sus fantásticas creaciones. En suma, tal vez, renovarse es reinventarse sin miedo a los costes emocionales. Pero… ¿lo confesamos? Es difícil y complicado, pues el miedo o la costumbre nos alejan del talento.

Anuncios