c6587029c559613597ce7abbfd2aba12

by j re crivello

No quiero contar lo que ocurre yendo muy lejos en el tiempo, tal vez diez años (el 2027). Alrededor de ese año ya las maquinas ya no serán lentas y los humanos las usaremos para aumentar nuestra eficiencia, mental, bio, sexual y de control de otro cerebro. Ya estaremos listos para irnos a otros mundos. Y la ley, en determinados países habrá cedido paso a las luchas tribales. Todo comenzó allá en 2017 cuando el Brexit arrastró a la orgullosa Inglaterra a caminar en la cuerda floja y alrededor de Barcelona un núcleo civilizado abandono la Constitución marchando en pos de la diferencia. Luego las tribus se agregaron en el interior de sociedades esplendidas y modernas en otras partes de Europa.

En este 2027 cada día es necesario elegir si uno es héroe o villano. Te obligan los demás. Comenzó con algo tan sencillo como pasarte la bandera por delante de la cara. Y se fue complicando. Se inventaron una legalidad que no cuadraba. Masticaron algo que Franco supo usar: le legitimidad. Para el Dictador aquella surgía de la fuerza, para los de la bandera del asambleísmo. Aunque la diferencia fue de un 1% de votos entre unos y otros, por ello usaron la presión popular. Elegí ser villano. Me fui al monte. Me llevé conmigo mi rabia. Ellos ocuparon la plaza, la tele, los medios, las instituciones. Su arcadia dio a la tribu de los de la bandera: el poder.

Ayer me recogió una nave. Tengo billete a la Luna. Allí las tribus están legalizadas. Todos son héroes. Están preparando el salto a las lunas de Venus. ¡Tan lejos han quedado aquellos de la bandera del 2017!

Anuncios