1-5a7646da56

by j re crivello

La historia en esta serie televisiva trataba de dos tipos embutidos en un coche descapotable que se desplazan en esta vía, en busca de aventuras. En su momento me sorprendía esta forma de vivir que descansaba en una constante: viajar en dirección a ninguna parte.

Sin dejar escapar la idea, cogí un cuaderno del lado de mi cama. Era una bitácora clásica, de papel blanco, decidí ayudarme con un bolígrafo de color negro. Hacia unos minutos que el médico me había visitado, con el fin de explicarme mi próxima operación. No sé por qué razón asociaría rápidamente, la ruta, la búsqueda de la felicidad y esta convencional trampa quirúrgica.

Pero si me permite, nada es tan inseparable de nuestra fantasía que los mitos de América en nuestra soledad.

En ambas proyectamos desde el regusto amargo de la ensalada con buena rúcula, hasta la fatiga diaria del trabajo. Es más, la rutina se impone demoledora en nuestra conciencia. Nada es tan poco imaginativo que el día a día. Por ello un paisaje televisivo de los 70 nos lleva a abordar lo clásico. ¿Es limón? ¿Es menta? A veces en un quiebro defensivo, nos atrevemos a desplazar en dirección a pequeños territorios de amor construidos alrededor de la pareja. Pero si observamos un poco más, cerca de la línea de fuga que representa dicha posibilidad aparece  siempre al acecho un cúmulo de compromisos y lazos de amor.

 

1

Desgastada y fría. Es un canal intenso que transita América. Para escapar de nuestro destino. Para implorar a una bestia antigua. De soledad y ceniza

2

En la tibia noche. El vehículo devora kilómetros. Hace frío. La mueca del conductor ha desposado una doble ansiedad. Por conocer o admirar. Ante el viejo pasado que se suma sin arte. El fin, de este siniestro conflicto. Frente a la voluntad de vivir, frente a la impaciencia.

3

La carretera es un inmenso presagio. Donde tú o yo escribimos una página de aliento. Vemos el futuro como se encoge hasta partirse. De pronto le presentimos detenerse: una nave de  ajonjolí nos dejará su marca.

4

Muda, sin estirpe. Un gallo, dos cuernos, una sentida cascada humana. Han parido América. Le han vaticinado su caída. Por este cúmulo de cemento y fatiga –han pasado. Caminando sobre sus sueños.

5

Marilyn le presentía. El clan de los Kennedy. O los Rockefeller. El dinero, la ambición, la muerte. Desde el tomate a la lechuga. Siempre han abandonado su sueño en dirección al Este. Siempre en una alfombra recta y sedienta. Sin pasado, sin preguntas.

Notas:

Google maps: Ruta 66

NAT KING COLE ROUTE 66 canción 3.542.392 visualizaciones

http://www.youtube.com/watch?v=dCYApJtsyd0

Nota 2: El médico no me ha visitado, digo pues luego me llegan e mails. Forma parte del territorio de la ficción.

Anuncios