Alana portada-1

La fecha es noviembre, pero Esteban Suarez no le teme a esa fecha. Adelanto un fragmento y portada provisional. ¿Ud. aún no tiene editor), le espero. – j re

“El ruido de caballos al galope, le llamo la atención.

—! Señor! Grito una voz ruda asomándose por la puerta, — Tenemos visitas

— ¡Quedaros aquí! Dijo su padre. —Luego continuaremos esta conversación, cogió la espada, se colocó la capa y se marchó.

Los jinetes se detuvieron frente a los soldados que custodiaban la entrada a la aldea, el más alto un hombre entrado en la edad madura con el rostro demacrado por el cansancio y el frio, desmonto con un movimiento ágil y le entrego las riendas a su compañero.

—Os saludo valientes guerreros dijo con voz ronca, que Lug os proteja; —Soy Vercasivelauno de los Avernos.  Tengo un mensaje importante para Aviorix, señor de Bigoles. Los soldados ni se inmutaron

—Yo soy Aviorix dijo el padre de Alana abriéndose paso entre sus soldados, el Averno lo miro sorprendido, él era alto y fuerte pero Aviorix le sacaba una cabeza y su espalda era mucho más  ancha y musculosa;  llevaba el pelo largo hasta los hombros, barba descuidada y bigotes largos y poblados. Aviorix, le devolvió la mirada sin quitar la mano de la empuñadura,  lo examino con cuidado y tras un breve silencio lo invito a seguirlo.

Se adentraron por unas callejuelas entre la barraca de los mercaderes y los artesanos, el olor a madera quemada, el golpeteo del metal fraguado y el olor a pieles secas le recordó su aldea,  el Averno se relajó. Breogan curioso los acompañaba ocultándose entre las tiendas” Fragmento

Anuncios