2018 portada

Fragmento de mi libro que aparecerá en junio: 2018! Memory e identidad -j re

“Imagino en dicha galaxia grandes civilizaciones que se desarrollarán cerca de los agujeros negros (para Sagan estos servirían para ir desde una estrella lejana a otra), con los planetas lejos de ellos, pero diseñados como mundos-granja; reservas ecológicas, lugares para ir de vacaciones o divertirse, fabricantes de especialidades, puntos de aislamientos para poetas y retoros para todos aquellos a quienes desagrada la vida en las grandes aglomeraciones”, pág. 276. La Conexión cósmica, Carl Sagan

Las grandes migraciones recorrerán años-luz hacia complejas residencias de aventureros que poblarán espacios sometidos a las leyes físicas universales. En dichas aldeas convivirán maquinas, robots, robots con conciencias incrustadas (algún día hablaremos de estos seres) y humanos. Los animales habrán desaparecido o ya no serán aquellos originales de la sabana africana, sino reproducciones parciales de laboratorio donde fabricaremos un buen bistec o un muslo de pavo. Pero no hablaremos de ellos, nunca hemos querido hablar de los derechos de los animales, pues somos el origen de ellos y nuestro cerebro nos ha dotado de la cultura e independizado de sus leyes. Les hemos abandonado, y en 2018! caerán más especies en las redes que preparamos para consumirles, o aislarles en territorios para verlos en visitas guiadas.

Pero, ¿dónde viviremos?

En casas o edificios para conocer la civilización que nos rodea. En la tierra solo quedará la lucha entre las ciudades-Estado al estilo Singapur y los Estados reaccionarios al estilo Putin o China. Serán grandes conglomerados cibernéticos donde la I. A. sirve al control de los recursos, y los humanos somos parte de sus recursos. El nacionalismo habrá desaparecido, solo se reunirán en clubes para cantar viejas canciones de guerreros de la lengua y la bandera.

¿Y las ciudades? Se batirán en la defensa de la democracia y del talento. Algunas escaparán a la migración estelar. En suma la Tierra será desgarrada por luchas de Estados poderosos influidos por la conquista de los recursos. Un modelo de civilización histórica conocida la Unión Europea habrá desaparecido conquistada por los fanatismos nacionalistas, aquellos que poseen una sola idea hueca y flexible para todo: el orden supremacista y la bandera. Como en tiempos de los griegos, ellos nos legaron su cultura, los europeos de 2018! Habrán legado la moneda, el Euro como vinculo que mide los intercambios y la conciencia de club que pacta sus resultados, pero su desaparición será parecida a una caída a los infiernos del egoísmo nacionalista.

Anuncios