Atravesamos una época muy política, parece que asesinar mujeres sale gratis -j re

Los sueños politicos: El ideal sueco, las mujeres suecas y la ultraderecha

Img from Dawid Planeta

Las mujeres suecas son las mejores clientas de los bancos de esperma existentes. Cryos, el banco de esperma más grande del mundo se encuentra en Dinamarca, y desde allí envía el líquido seminal con un sistema que permite una “aplicación casera” a los distintos domicilios de Suecia. La demanda de los “baby vikings”, como se les conoce, supone un mercado en rápido crecimiento. Link

En una entrevista el sociólogo de origen polaco Zygmunt Bauman afirma: “Los suecos han perdido las habilidades de la socialización. Al final de la independencia no está la felicidad, está el vacío de la vida, la insignificancia de la vida y un aburrimiento absolutamente inimaginable”.

Y un sueco, testigo privilegiado de todo esto da en la clave del problema al afirmar: “Que el estado de bienestar se esté haciendo cargo de nosotros, ese es el problema. Deberíamos estar cuidándonos entre nosotros” [1].

El faro socialdemócrata sueco –decíamos en un artículo hace dos años— se ha ido  apagando en una estrecha sociedad, porque no decirlo, amada y bendecida alrededor de un Estado que ofrecía solucionar casi todo: “menos la apatía del alma”.

Y el vino, sol y la alegría impertinente de los latinos del sur se ha mezclado con la libertad. Menos y más creatividad y más sandeces e imprecaciones ante un Estado que decía dar  y ofrece largas listas de espera. De aquel sueño (el ideal sueco impregnado en nuestros ideales latinos por los camaradas del PSOE) a veces comprobamos que el camino entre ambas sociedades ha estropeado la ilusión socialdemócrata.

El nido del cuco está sometido al cansancio y pesadez de los burócratas. Y estos gobiernan desde el pecado: te doy cuando me apetece.

Han quedado atrás los años de este ideal que impregnaba las capas que votaban a Felipe Gonzales. La autoestima de los españoles sube y baja. Es la consistencia que cada sociedad imprime a sus proyectos. En 30 años de aciertos desde la Transición nos ha librado del sueño de las suecas/os. O de su ejemplo de sociedad. Temida y amarga fue la Dictadura. El presente es cuando menos igual al Tótem soñado, y por doquier surgen líderes de ultraderecha, el 25% le votaran en Suecia ¿y en Brasil?

Diría al respecto Ortega y Gasset:

El individuo no posee un ser, ni histórico ni social. Es lo que él desea brindarse a sí mismo.

Llegará también la ultraderecha a España (¡Oh Dios… seremos iguales a Suecia!)

(1)Link http://www.expansion.com/actualidadeconomica/analisis/2016/12/16/5853c4c6e5fdeaaf588b463f.html

Segundo Artículo:

“El sistema ama a la gente que no tiene nada que decir” —Koma, rapero francés del grupo Sacred Conexxion

A todos nos gusta tener lavadora y lavavajillas, pero metemos tanto jabón que deteriora la naturaleza y nuestra alma independiente. Pues la cultura ahora es un monstruo de vendedores de jabones y geles de sexo, ya no se usan preservativos pero se siguen dando, como en la lista de Rato, el ex ministro de Economía, que incluía 4 preservativos para su dacha al entra en la cárcel.

¿Cuántos cadáveres recogemos en las paradas del autobús? Nos dice la fuerza del rap de Carpe Diem (Link) e insólitos vemos millones de personas que luchan por sobrevivir mientras una Elite plástica y arrogante inventa fabulas de amor, sexo o robos de momentos de gloria en las pantallas de tele 5. No, amigos el sistema no puede apropiarse de nosotros y cegar nuestros deseos de cambio. Solo tenemos que rapear, que convertirnos en fachas, en personas creativas y dulces que se enfrentan a la mentiras unidas unas a otras por lazos de marketing.

No es un problema de tener más, sino de ser mejores, de ser creativos, de estar cerca de los que amamos y luchar contra los sueños que fabrican las lavadoras de tele 5 que meten todo dentro y aprietan un botón.

O volver a lo sencillo. A cocinar lento, nada de máquinas que te lo hacen todo, como la thermomix. Nada de apretar cuatro botones y que te lo devuelva hecho.

¡Rebélate! Vuelve a ser ingenuo, creativo, sencillo, amante de las plantitas que están en tu ventana y te piden que las riegues.

¡Vuelve!

Notas: Rapero Carpe Diem Lección de vida Las 15 mejores recetas de la thermomix