“Aprende a confiar en lo que está ocurriendo. Si hay silencio, déjalo aumentar, algo surgirá. Si hay tormenta, déjala rugir, se calmará” Lao Tsé

Solo intuimos el talento, pero sin confianza en él no es posible su crecimiento. Los coachs le llaman fluir y parece ¡Tan fácil! No es así, sino el mundo sería una vida llena de personas que aman su desarrollo, y está lleno de mediocres o de individuos dispersos sin más objetivo que salvar-se. Si luchamos por escuchar esa voz interior que parece no ser audible esta aparecerá. En mis entrevistas con madres y padres al ver a sus hijos que no son capaces de dominar una materia y esta les supera por no estar motivados o dominados por las etiquetas de malos profesores que dicen “su hijo se dispersa” , uno no puede más que afirmar una historia antigua, la mayor atracción es el crecimiento, el fluir hacia lo que nos atrae (aquello no me distrae).

Liberémonos, como dice Lao Tsé, confiemos, y luego dejemos aumentar esa tormenta hasta que su rugido nos empuje en la búsqueda de nuestra propia personalidad. Del tarannà (carácter) como se dice en catalán y luego estaremos más cerca del autoaprendizaje que es el paso previo a la formación de nuestras capacidades.

¿Ud. fluye? ¿Escucha ese sonido interior? ¡Búsquelo! Todos tenemos esas altas capacidades que nos empujan hacia la realización y con ello a servir a los demás en su desarrollo.

Anuncios