Amigos esta serie me incomoda, y cada día busco dotarme de paciencia para dominarla –j re

“El existencialista, cuando describe un cobarde, dice que ese cobarde es responsable de esa cobardía” Jean Paul Sartre

En cualquiera de nuestros actos nos comprometemos plenamente, pero la libertad de elección genera angustia. Consideramos que en la Sociedad Líquida la aceptación de un compromiso efímero puede liberarnos como diría Sartre de esta “pasión inútil”. Pero caminamos por unos senderos que siempre generan espacios en los cuales la soledad, el posible abandono, las refriegas de amor que no se asientan están cercanas a nosotros. Vemos en la televisión seres efímeros, acicalados, con plásticos y geles inyectados pero aburridos de esta dificultad por comprometerse con relaciones largas o profundas.

Estamos sometidos a un exceso de juventud, de querer mantenernos en una libertad de intercambios efímeros.

Esta mañana cuando iba al gimnasio, paso a mi lado una madre joven en el carro iba su hija de 6 o 7 años, y en sus manos un móvil que disparaba imágenes. Eran las 8:30. Luego imaginé que al llegar a su realidad la niña atravesaría una crisis de desapego de sus fantasías, de aquel mundo de satisfacciones efímeras y tendría que lidiar con el malo de la clase, o la buena, o las miles de etiquetas que pueblan nuestra civilización.

Y se dotaría de una máscara para sobrevivir. Tal vez allí reside nuestro desgarro, vivimos aterrados, escondidos detrás de máscaras para no mostrar nuestra autenticidad. Y si nos las quitamos, pensamos que quedaremos:

#desnudos.

Pruebe a quitársela…

¿Aparecerá este libro? ¿o lo quemaré?

Mañana La máscara -03: El capitalismo salvaje