“El existencialismo fomenta también la autenticidad, la responsabilidad personal y el libre albedrío. Así pues la buena noticia es que tiene la oportunidad de elegir el modo de abordar el vacío creado al declarar muerto a Dios” pág. 345 Más Platon y menos Prozac, Lou Marinoff

La noticia mala es que se ha impuesto la historia del Storyboard. Tele 5 es la pionera, son pequeñas historias emocionales de seres que se encuentran sometidos a guiones construidos en los que la autenticidad ha desaparecido. Solo se cuenta una verdad construida para ser seguida, para ser consumida. Nos hallamos con vidas permitidas por los señores del Star Business. Ellos crean relatos para que nuestras vidas no imploren ni lloren la muerte de Dios. Las consumimos para reemplazar el vacío existencial.

Hace unos días vi a una pareja que caminaba por la calle, cada uno iba con su perrito. Pensé, hablaran con los chuchos de sus vidas como en una larga carrera de presentimientos sobre sí mismos y las de su compañero… (perro o perra se entiende).

Un nuevo Dios se avizora, es el Storyborad. El consumo de fragmentos de ficción que son considerados reales. A diferencia de la ficción clásica todos sabemos que esas historias han sido creadas, en tele 5 las vidas prisioneras del guion se debaten entre sexo, polígrafos, amantes ocasionales, peleas y reconciliaciones que forman largas cadenas de historias canallas. La más rutilante en nuestros días es Supervivientes, el deterioro físico, las rivalidades y la charla áulica con el presentador más cínico de España se unen cual coro. Y el reparte prebendas, castigos y premios.

¿Es una sociedad de mediocres la que estamos creando? O… ya estaba instalada y los storyboard simplifican los abrazos, coitos y entierros para que amemos en lógica sincronizada y cubramos el vacío existencial.

Nuevos Dioses, nuevos esclavos…