by j. re crivello

Entonces ¿por qué dice que “el verdadero rostro de la vida es una hoguera”? Es una expresión un poco sorprendente.

Marguerite Yourcenar: Me sorprende que le sorprenda. La vida tiene de la hoguera el calor (ese calor que los muertos ya no tienen), los sobresaltos, la mezcla resplandeciente de luz y de humo negro y, como el fuego, se alimenta de la destrucción, es devoradora. […] Cómo no pensar en la sublime meditación budista: “El mundo está en llamas, ¡oh hermanos! El fuego de la ignorancia, el fuego del odio, el fuego de la envidia, el fuego del rencor…” (1)

J re crivello: La hoguera es una suma de enredos, y cuajan devorando cada sueño. En esta espiral, solo entendemos esta frase de Marguerite, si hemos pasado los 50. La quietud mental se construye en nuestro interior lentamente y de aquellos días, los interminables anhelos de la juventud, nos aparecen claros y oscuros. Al caminar uno comprende, el arbitrio nacido de la cruel pelea entre necios y optimistas. Tal vez alguno de ellos alimente el fuego vital.

Es Ud. ¿necio u optimista? Medite su respuesta… pues: “el verdadero rostro de la vida es una hoguera”

Any way

Nota.

(1)