Palizas y carbono: La Botín, Calleja y el Planeta

el

“Eché una mirada ansiosa a mi alrededor: presente, nada más que presente. Muebles ligeros y sólidos, inscrustados en su presente, una mesa, un ropero con espejo, y yo mismo. Se revelaba la verdadera naturaleza del presente: era todo lo que existe. Pág. 149, Jean Paul Sartre, La Nausea.

En una entrevista en Planeta Calleja a Ana Botín visitan un fiordo de Groenlandia, las placas de hielo se derriten una tras otra y en pleno invierno ríos de agua se licuan al mar. Luego 2500 kilómetros de un manto helado llega hasta el Polo Norte. Todos y ellos nos asomamos a ese presente, circunstancial, denso, diferente. ¡Hay que parar esto! Tal vez es la frase de los millones de televidentes que siguen el programa. Pero tal vez ya no sea posible. Los millones de CO2 que carga la atmosfera son inatrapables y no hay tecnología capaz de capturarla. Ni la hemos inventado. Muy cerca de allí un aventurero y conservacionista planta sin descanso pinos de dos centímetros de altura como desesperado, suponiendo que el manto helado a punto de desaparecer de Groenlandia se transforme en un sumidero de CO2 verde.

El presente era todo lo que existe, dice Sartre. Nuestras generaciones abandonaron las dos Guerras Mundiales y la paz les sumió en el consumo ostentoso, y sin freno. Hemos cambiado muertos civiles por muerte del Planeta. Los monos humanos nos hemos alejado de ser monos, pero cada vez más lo somos más, tan sujetos a estos cachivaches chinos baratos que inundan las letrinas con sueños efímeros.

¿Solo somos capaces de crear guerras y consumo? La orgullosa primera dama de los 100 hombres más importantes del mundo (ellas son tres mujeres, dice Ana Botín en la entrevista) presencia como el presente es tan difícil de modificar. La pálida resaca que padece nuestro Planeta nos habla medio moribundo reclamando:

Lo que ves en los polos es lo que te asfixiará. Y uno se pregunta, las generaciones futuras ¿respiraran calor?

Los datos son abrumadores dicen los tres del programa, mientras se asoman al glaciar enfermo. Los datos son abrumadores —respondemos todos a coro.  Prisioneros del presente divagamos como si los verbos conjugados en futuro ya no existieran.

Nota: El programa más visto es en otra cadena el Hormiguero, donde W. Smith presenta un refrito de palizas y quema de combustible. Es el presente neurótico, palizas y carbono y dos actores de Hollywood cansados de hacer parodias nos invitan a ignorar el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .