American boxer

“Durante este periodo de parálisis económica y de gran incertidumbre, las empresas tendrán que seguir pagando los impuestos y las cotizaciones a la Seguridad Social, los alquileres y el resto de costes fijos, además abonar permisos retribuidos a sus trabajadores y todo ello sin poder realizar despidos. Eso sí, las empresas podrán solicitar avales al ICO para poder endeudarse y así seguir cumpliendo con sus obligaciones.” El Confidencial

¡No me voy a callar! Cada vez huele a más desconocimiento a donde vamos del gobierno Sánchez. No entraré si ha llegado tarde y los sanitarios se están cargando con todo, y no supo ver que hace mes y tres semanas no había mascarillas en las farmacias y ahora ha hecho un pedido de ¡550 millones de mascarillas! Después de la Crisis Sanitaria ya le pasaran las cuentas, pero aviso que el voto a la ultraderecha subirá aún más.

No, donde si no me callo es en la política económica, desordenada, con una visión maniqueista de las órdenes del puente de mando y escorada hacia la izquierda. No solo tendremos millones de desempleados, sino miles de quiebras en las empresas. Se les obliga a pagar sin tener facturación. Y si no tienes facturación dime de donde sacarás el dinero para pagar.

¿Considera el Sr Sanchez que el modelo de empresa de este país va sobrado y con recursos para aguantar? No, les ha dejado la puerta abierta a endeudarse y seguir pagando. A lo mejor los autónomos y las PYMES deciden soltar lastre y cerrar. Y crear nuevas empresas cuando vengan mejores tiempos. Y el que legisle de obligaciones sobre cascaras vacías llamadas empresas.

Al tiempo. Un millón de trabajadores estarán en la calle y este gobierno socialdemócrata dejará la Economía exhausta con un 10 % de déficit del presupuesto. Asistimos al Zapatero 2.

¿Qué soy de derechas? Pónganme la etiqueta que quieran. No, tal vez puede haber otra política diferente. Y la hay.

Nota desabrida:

Zapatero 2, se podrá ir a tomar wiskitos a Venezuela como lo hace Zapatero 1

¡Es que los socialdemócratas no han aprendido nada de economía! O no saben cómo es la vida de las empresas…

Y si me apura y somos cínicos, dentro de dos años tendremos empresas más competitivas y robustas, pues el 30% de los competidores estarán quebrados. Habrán desaparecido las menos eficientes… ¿Eso quiere Sr Sanchez? Pues digalo, ¡no se corte!