Hoy termina Poe, no ha muerto de Félix Molina, sus seguidores durante 47 semanas le despedimos con alegría. Link a su final

Los folletines son así, sublimes y dueños de ese acompañamiento semanal. Félix Molina, su autor regresa a ese espacio de silencio y trama que cada escritor posee. Su editor (en mi caso) se va de vacaciones y trama otras actividades.

En estos días asisto al final de una telenovela en la tele (280 capítulos) abre visto los últimos 30. Es de malos, malos. Me fascina cada día ver como hay personajes que los asesinan y vuelven a revivir. Y como la maldad humana es tan fantástica. Tan rodeado –en mi realidad- de socialdemócratas y buenistas cada día intentando que el mundo sea mejor, esta telenovela derrocha sangre, odios, des-amores que le transforman en la reina del género. Lo que la vida me robó es la reina sin dudarlo.

Dirá al respecto el autor Yuval N. Harari, a quien he leído últimamente: “En casi todos los casos, cuando la gente pregunta por el sentido de la vida, espera que se le cuente un relato. Homo sapiens es un animal que cuenta relatos, que piensa en relatos más que en números o en gráficos, y que cree que su propio universo funciona como un relato, lleno de héroes y villanos, conflictos y resoluciones, momentos culminantes y finales felices”

Por ello Poe, no ha muerto es un folletín que nos ha convocado 47 semanas en MasticadoresUSA y fieles le hemos seguido.

Ahora apagamos la luz, quitamos los decorados, nos dice Poe en el texto: “Cree con frecuencia el creador que su universo es el mejor posible, pero el pie que avanza y la uña que se aprieta en el zapato del creado solo sabe de la piedra en el camino y las leguas por recorrer” (Poe, cap, 47)

Y decimos nosotros, todos, todas: sin la ficción la vida sería más triste o más gris.

J re crivello