—Me juego la cabeza a que en el plazo de un mes forzaré al rey, maldita sea, a hacer las maletas. ¡Me juego la cabeza ante vosotros a que en el plazo de un mes también en Italia habrá estallado la revolución! Nicolino Bombacci “el Cristo de los obreros” Musolini, 1919, pág 137 Antonio Sicurati (1)

Siempre hay factores externos que nos condicionan. En estos días se han cumplido 40 años del Golpe  de Estado del 23 f.; al hablar con dos treintañeros, pude recordar que aquel día tenía 26 años. Y como millones de españoles si hubiera triunfado el golpe tal vez nuestras vidas se hubieran alterado (y mucho).

O al decidir emigrar, ¡es tan tremendo llevarse el billete que te quema en el bolsillo! Pues tu vida se escapará hacia otras fronteras. Recuerdo que cuando fui a retirar mi billete tenía 19 años recién cumplidos, y la señora de la agencia de viajes me dijo: “su amigo ha avisado que no viaja. ¿Ud. que hará?”

—Me voy —fue mi respuesta. Había decidido irme solo y sin ningún apoyo más que la elección de mi vida. Detrás el primero en quedarse era mi colega, un tipo alto, de cabello oscuro, ojos verdes y atractivo en los trechos cortos con las mujeres. Su vida también cambio aquel día, se quedó con su familia de origen catalán, se casó, vino a Barcelona dos años después y se divorció de una señora morena, atractiva pero con un odio inmenso a nuestra amistad.

Los billetes o pasajes son apuestas que millones de personas hacen en sus vidas. Entre medias quedan vidas resueltas o apagadas hasta que una lucecita vuelve a despertar aquel intenso territorio donde no se ha saldado el pasado. Es tema de literatura, en Prime Video, en Little Fires Everywhewre, dos mujeres construyen sus vidas con dos billetes diferentes hasta que la vida las entrecruza. Tal vez como mi amigo y yo. Tal vez en su vida, estimado lector le haya ocurrido. Reflexionar sobre ello ayuda a liberar nuestras vidas de ciertos recuerdos que nos mantienen unidos a esa decisión de años pasados.

Tiempo ha encontré en una parada de bus al hermano de mi amigo. Era en Barcelona, a la tarde, con calor, un tipo alto, de cabeza recia y caminar levemente encorvado y voz de aceituna. Vi que él no me reconoció, yo también a su pasado. Los segundos hermanos tienen la sabiduría de la observación de la vida de los primeros. Detrás todo es historia.

Nota

(1)Excelente! Este libro que estoy leyendo, de Antonio Scurati, M, el hijo del siglo. Bien escrito, de ficción pero documentado, se acerca a los grandes autores que he leído. Nos muestra la Italia de 1918/24, del ascenso de Musolini. Volveré sobre el más de una vez. Mis abuelos emigraron un poquito antes de ese dantesco espacio donde Italia se vuelve roja y acaba siendo fascista.

Y dos:

Sinopsis

Basada en la novela superventas de Celeste Ng publicada en el año 2017,4Little Fires Everywhere cuenta la historia de una perfecta familia de los suburbios de Ohio , los Richardson, cuando su vida se ve interrumpida por una enigmática madre soltera y su hija. Elena Richardson, periodista y madre de cuatros hijos, alquila su segunda casa a Mia Warren, madre soltera. La historia de ambas desde ese momento se entrelazará entre secretos y mentiras convirtiendo su relación en un arma de doble filo y que pondrá en peligro tanto la reputación de la primera y la relación entre madre e hija de la segunda. Derivando así en una mutua desconfianza y en una falsa amistad que se saldará con un gran incendio. Reese Witherspoon (Elena Richardson) y Kerry Washington (Mia Warren) protagonizan esta historia.5​ (by Wickie)