“El 6 de julio del año 985, el ejército cordobés al mando de Abu Amir Muhammad ibn, al que las crónicas romances llaman Almanzor, se apoderó de la ciudad […] El saqueo fue extraordinario: la mayoría de los edificios de la ciudad fueron quemados; los habitantes que no murieron en la lucha fueron llevados como cautivos a Córdoba” (1).

He iniciado un lento recorrido por La mafia, y sin darme cuenta he regresado a la ciudad donde vivo. Barcelona es atacada por Almanzor en el año 985 —según Ibn Hayyan: “cerciorado de que los barceloneses estaban… solos” Es una época que demuestra que el condado de Barcelona ya muestra un cierto poder e independencia del reino franco.

¿Tiene algún sentido viajar atrás mil años? En el contexto que vivimos tendemos a considerar que la democracia y los pactos entre estados y hasta el paraguas que supone la Unión Europea pueden ser eternos.

Aquel convulso periodo de hace 1000 años marca la etapa de la independencia del califato de Cordoba de Bagdad Y vemos que las reformas de Abd al-Rahman III, parten de eliminar la aristocracia árabe (o aristocracia de sangre) del califato. Y asciende al poder una clase media compuesta por renegados y muladías que habían desarrollado grandes fortunas con el comercio. Y también los judíos protegidos de los califas.  Quienes se dedicaban al comercio, industria, medicina, etc.

Pero en este grupo en ascenso aparecen también los esclavos, un abundante grupo social criados en el Palacio que eran vendidos como esclavos al califa y educados en la Corte. Con una procedencia variopinta (gallegos, franceses, alemanes lombardos, calabreses, etc.) serán los burócratas que llevarán a Almanzor a sus decisiones más extremas.

Es este Califato ¿una visión diferente de la que a veces manejamos en nuestra vida diaria? Tal vez, representa la riqueza y el ascenso social. Hasta que los dos califas, son sucedidos por El victorioso por gracia de Dios (Almanzor), quien caracterizo su reinado por la actividad militar.

Los comportamientos mafiosos aparecen continuamente en el vértice del poder y nos demuestra que un florecimiento de la sociedad puede ser seguido por la decadencia y el dominio de los burócratas del Estado. Dice al respecto nuestro historiador: “Las primeras manifestaciones de la “dictadura” de Almanzor fue la devaluación monetaria”(2) que necesitaba para mantener grandes sumas de dinero para el ejército y la oligarquía militar.

¿Burócratas? ¿Envilecimiento de la moneda? Nos suena a música conocida. El comportamiento mafioso, en todas las épocas históricas, manifiesta un intenso interés por el control de la moneda y por construir su poder militar.

¿Y cuándo comienza la ideología de la Guerra Santa o Yihad? Al cambiar Almanzor la estructura del ejército se incorporan numerosos combatientes “de la fe o muyahidins del norte de África” (3) y reduce la estructura tradicional que se agrupaba por su origen tribal y el lugar donde vivian en la Península.

“Después de seis días de asedio, las tropas cordobesas entraron en la ciudad y la incendiaron, siendo muertos o reducidos a la cautividad la mayoría de sus habitantes” (4)

Y con ello el Califato acentúa su decadencia acabando convertido en Reinos de Taifas, mientras su floreciente burguesía al ver que “sus intereses estaban en contraposición con los de la dictadura […] prefirieron desligarse de los problemas y dejar que el califato se derrumbase”. (5)

Notas:

  • Pág. 413. Historia Universal, La expansión musulmana.
  • Obra citada
  • Obra citada
  • Obra citada
  • Pág. 433, Obra Citada