Esta serie semanal me está moviendo más de lo imaginado, como ayer, cuando mi madre hubiera cumplido 89 años, creo que hoy la cerraré con ella.

Una imagen de mi tío sobre mi madre rodeada de sus sobrinos apareció en mi WhatsApp. Ella tendría 50, y era enviada por mi tío Armando —su hermano. Los sueños de los padres implantados en nuestras cabezas desde pequeños en algunos de nosotros nos obligan a dar rodeos demasiado impresionantes. Es la historia de los dos protagonistas principales de Soudtrack, ambos se alejan de lo que desean pues ello está atado al sueño materno. En mi caso durante años padecí este sueño que me llevo por medio mundo en la búsqueda de algo que cambiara mi suerte. Pero el paso del tiempo nos reconcilia (a veces si, a veces no).

Asumimos que detrás de ese sueño esta un sentimiento personal, que a veces no tiene que ver con la frustración materna, pues en mi madre fue una profesional respetada y amaba la bioquímica, pero siempre a ellos les falta algo que transfieren a los hijos. En soundtrack, la madre triunfa como actriz.

Zafarse de ello, ¡si zafarse! Es una tarea que consume muchas energías. No daré recetas ni para los que elaboran sueños para los hijos, ni para aquellos que deben soportarlo. Pero detrás están grandes escritores, cantantes, actores, músicos y hasta jugadores de petanca. Una pregunta interesante es: ¿Por qué son sueños de mujeres y no de hombres? Allí queda. Diré que una tarea de estos últimos años fue para mí trabajar con niños y adolescentes. Y agradezco esa oportunidad que me ha dado la vida. En los pequeños se ve muy a menudo esta lucha interior: “por mi mama me dijo” Y detrás de esa frase viene la tribulación, la angustia o inclusive la pregunta ¿será posible que esto sea así?

En este recorrido vital muchos niños se apoyan en tíos/as o abuelos/as para elaborar estas exigencias de representación mental. Como lo resuelven es tarea de terapeutas, o de la propia vida.

En mi caso diré que mi madre antes de fallecer me dejo su diario personal, allí aparecen desde recetas, hasta trozos de textos de poesía, o sus luchas con aquel hombre con quien se casó y destruyó sus años juveniles (y su patrimonio). Lo he abierto solo una vez, y está pendiente una segunda lectura. Mi pregunta es, estimado lector/ra ¿se ha atrevido a releer los sueños maternales dejados para Ud.?

Se llora mucho, pero es sano. La vida no deja de ser un escaparate de opciones y elegimos cada día. Le invito…

Nota:

Canciones de Soundtrack, Puede disfrutarlas (algunas son de grandes cantantes)

Link Crush y las otras